Maracaibo, Venezuela -

Mundo

Conozca demoledor informe de la ONU sobre violaciones a los DDHH en Venezuela

“El Gobierno se negó a reconocer la magnitud de la crisis hasta hace poco y no adoptó las medidas apropiadas”, dcita el documento. La alta comisionada de la ONU admite que la situación venezolana es compleja y llama a los principales protagonistas de la crisis a frenar las violaciones

viernes 05/07/2019
8:34 AM
  • Redacción Versión Final

  • @VersionFinal

  • AFP

Michelle Bachelet, Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, denunció el viernes la «erosión del estado de derecho» en Venezuela, advirtiendo también una vez más que las sanciones internacionales agravan la crisis.

Bachelet, que viajó a Venezuela del 19 al 21 de junio, habló delante del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, al día siguiente de la publicación de un informe sobre el país latinoamericano, cuyo gobierno denunció un documento lleno de «errores».

El informe indica que desde 2018, cerca de 7.000 personas fueron asesinadas en casos supuestamente por «resistencia a la autoridad», según el gobierno, durante operaciones de seguridad.

Las principales instituciones y el estado de derecho en Venezuela fueron erosionados», declaró Bachelet.

Nuestro informe da cuenta de ataques a opositores reales o supuestos y a defensores de los derechos humanos, que van desde amenazas y campañas de difamación a la detención arbitraria, la tortura y los malos tratos, la violencia sexual, asesinatos y desapariciones forzadas», agregó la Alta Comisionada.

En el documento, Bachelet pide a Caracas «disolver las FAES», un cuerpo de élite de la policía nacional creado en 2017, y el establecimiento de un «mecanismo nacional imparcial e independiente, con el apoyo de la comunidad internacional, para investigar las ejecuciones extrajudiciales efectuadas durante las operaciones de seguridad».

El informe detalla que en 2018, 5.287 personas fueron asesinadas en casos supuestamente por «resistencia a la autoridad», según el gobierno, durante estas operaciones. Entre el 1 de enero y el 19 de mayo de este año, otras 1.569 personas fueron asesinadas, según Caracas.

El texto también señala que, a 31 de mayo, 793 personas estaban privadas arbitrariamente de libertad y que, en lo que va de año, 22 diputados de la Asamblea Nacional fueron privados de su inmunidad parlamentaria, entre ellos su presidente Juan Guaidó, que desde enero intenta sacar al presidente Nicolás Maduro del poder.

Ante el Consejo de Derechos Humanos, el viceministro de Relaciones Exteriores venezolano, William Castillo, reconoció las «debilidades» del sistema judicial de su país y que las instituciones policiales habían cometido «desviaciones puntuales».

Pero Caracas rechaza categóricamente (la acusación de) criminalización de los cuerpos de seguridad y de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana», agregó.

También defendió la acción del gobierno ante los «serios riesgos» para la seguridad nacional a los que se enfrenta Venezuela, como «planes de golpe de Estado» y amenazas de una «intervención militar extranjera» lanzadas por el presidente estadounidense Donald Trump.

Además, señala, el Estado incumple su obligación de garantizar los derechos a la alimentación y la atención sanitaria.

El texto cita que «La situación sanitaria del país es grave: los hospitales carecen de personal, suministros, medicamentos y electricidad para mantener en funcionamiento los equipos. En el informe se cita a la Encuesta Nacional sobre Hospitales de 2019, que llegó a la conclusión de que, de noviembre de 2018 a febrero de 2019, hubo en los hospitales 1.557 fallecimientos por falta de suministros».

Espero sinceramente que las autoridades examinen con detenimiento toda la información contenida en este documento y apliquen sus recomendaciones. Todos deberíamos estar de acuerdo en que todos los venezolanos merecen una vida mejor, sin miedo y con acceso a los alimentos, el agua, la atención médica y la vivienda adecuados, así como a otras necesidades básicas”, afirmó Bachelet.

“Un sacerdote católico me dijo en Caracas: ‘No se trata de política, sino del sufrimiento de la gente’. Este informe tampoco trata de política, geopolítica, relaciones internacionales o cualquier otra cosa que no sea los derechos humanos a los que todo venezolano tiene derecho”.

Exhorto a todas las personas con poder e influencia, tanto en Venezuela como en el resto del mundo, a que colaboren y contraigan los compromisos necesarios para solucionar esta crisis que está arrasándolo todo. Mi Oficina está lista para seguir apoyando”, puntualizó la Alta Comisionada de la ONU.

Para leer el informe completo haga clic aquí.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE