Maracaibo, Venezuela -

Mundo

Cae en EEUU el senador demócrata Al Franken por escándalo sexual

jueves 07/12/2017
5:31 PM
  • AFP

  • @versionfinal

  • Referencial

El senador Al Franken anunció este jueves que renunciará tras haber sido acusado de conducta sexual inapropiada por varias mujeres, convirtiéndose en el segundo legislador demócrata en caer esta semana en medio del escándalo de acoso que sacude a Estados Unidos.

En un emocional discurso desde el Congreso, el humorista devenido en senador lanzó no obstante un último disparo contra el presidente Donald Trump.

“Digo, desde el fondo de mi corazón, que no he hecho nada como senador para deshonrar esta institución”, dijo Franken, de 66 años, en su discurso. “De todos modos, hoy (jueves) anuncio que en las próximas semanas renunciaré como miembro del Senado”, declaró.

“Me voy ahora, cuando un hombre que se ha jactado de agredir sexualmente a mujeres ocupa el Salón Oval”, añadió, refiriéndose a Trump.

Muchos legisladores y legisladoras estiman que el Congreso de Estados Unidos se encuentra en un momento de transición, en el que cada uno debe adoptar, sin la menor ambigüedad, una política de tolerancia cero con cualquier comportamiento inapropiado, y con mayor razón frente al acoso o las agresiones sexuales.

Por eso, el miércoles, en menos de 24 horas, 32 de los 48 senadores demócratas pidieron la dimisión de Franken, de 66 años. Un movimiento lanzado por un grupo de senadoras, luego de que se develara un nuevo testimonio contra él -el séptimo- en el que una mujer le señalaba de intentar abrazarla a la fuerza en 2006, antes de su elección al Senado.

“Vivimos un enorme cambio cultural”, dijo a la AFP la senadora demócrata por California Dianne Feinstein, de 84 años. “Esas cosas que pasaban hace años y por las que las mujeres tenían miedo de actuar, ya no dan miedo. Las mujeres hablarán”, dijo a la AFP.

El Congreso es desde hace mucho una institución machista. Las mujeres son hoy apenas el 20% de los miembros del Legislativo. Pero hace 20 años eran solo 12% y hace treinta años, 5%.

 – ¿Un caso “peor”? –

Mark Dayton, el gobernador de Minnesota, estado al que representaba Franken, dijo que espera anunciar su decisión sobre el reemplazo del senador en los próximos días.

Antes de ser electo al Senado en 2008, Franken fue una de las estrellas de culto del programa Saturday Night Live en los años 1970 y 1980, para luego seguir su carrera como humorista, escenógrafo y locutor de radio.

Fue en ese papel de cómico que en 2006 intentó abrazar a la fuerza a una de sus colaboradoras en el escenario, durante una gira para animar a tropas estadounidenses en el extranjero. Pero en su condición de senador también fue acusado por gestos inapropiados hacia varias mujeres mientras se hacía fotos con ellas.

Franken no negó la mayoría de los hechos que se le achacan y multiplicó las señales de arrepentimiento desde que se produjeron las primeras acusaciones, hace tres semanas.

Aceptó también cooperar con la investigación emprendida por la comisión ética del Senado, que trata este tipo de asuntos y recomienda sanciones, que pueden ir desde la reprimenda a la expulsión.

Pero sus colegas no quisieron aguardar las conclusiones de la comisión.

¿Un juicio en la plaza pública, expedito y sin garantías? No, había dicho la representante demócrata Jackie Speier, para quien Franken “ha demostrado un comportamiento absolutamente inaceptable”.

Sin embargo, otros miembros del Congreso se mostraron preocupados por la forma en que sale Franken y advirtieron que este tipo de procesos podrían ir contra el sufragio universal, pues el senador había sido electo por más de un millón de personas.

Otro legislador demócrata, el decano de la Cámara de Representantes, John Conyers, dimitió el martes a los 88 años, en medio de acusaciones acoso sexual reiterado a sus excolaboradoras.

Algunos demócratas piden a los republicanos que apliquen el mismo rigor en sus filas, sobre todo con Roy Moore, un exmagistrado acusado de manosear a menores en los años 1970 y que el martes próximo puede ser electo senador por Alabama.

“Al Franken reconoció el dolor que causó”, comentó el jueves Tim Kaine, quien fue candidato demócrata a la vicepresidencia. “Roy Moore se ha negado a hacerlo. De cierta manera, eso es peor”, dijo.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE