Maracaibo, Venezuela -

Mundo

Aumentan a siete los muertos durante protestas en Irak

Ministerio de Sanidad iraquí indicó en un comunicado que cincuenta personas resultaron heridas, entre ellas dos policías

sábado 08/09/2018
11:00 AM
  • EFE

  • @VersionFinal

  • Cortesía

Siete manifestantes murieron durante las protestas del viernes en la ciudad de Basora (sur de Irak), en las que los participantes irrumpieron e incendiaron el consulado iraní, confirmaron hoy las autoridades iraquíes.

Además de los fallecidos en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad, el Ministerio de Sanidad iraquí indicó en un comunicado que cincuenta personas resultaron heridas, entre ellas dos policías.

De los heridos, al menos veintiséis recibieron disparos de las unidades de seguridad, mientras que uno fue tratado por los servicios sanitarios con síntomas de asfixia por los gases lacrimógenos lanzados para dispersar a los manifestantes.

Desde el lunes se suceden las protestas en la provincia de Basora motivadas por la contaminación del agua, que ha intoxicado a decenas de miles de personas en la región, la principal del sur de Irak.

En estas marchas han muerto nueve manifestantes, según las autoridades de Bagdad, aunque el portavoz del Ministerio de Sanidad, Seif al Badr, indicó hoy a Efe que por el momento no pueden facilitar una cifra total de decesos.

Durante la protesta de ayer, los manifestantes se dirigieron al consulado iraní en la ciudad de Basora para prenderle fuego mientras coreaban “Irán, fuera, fuera”, y después de que las fuerzas de seguridad se retiraran de la representación diplomática.

En este contexto, el primer ministro en funciones de Irak, Haider al Abadi, ordenó la apertura de una investigación a las unidades de seguridad responsables de las instituciones iraquíes y del consulado iraní en Basora por “no cumplir con su deber de ofrecer la protección necesaria” a estos lugares, de acuerdo con un comunicado de su oficina.

Por otra parte, el Ministerio de Exteriores iraní convocó hoy al embajador iraquí en Teherán para expresarle su protesta por el incendio de la representación diplomática.

Irán es una potencia muy influyente en Irak y, sobre todo, en el sur del país, donde la mayoría de su población es chií, la misma rama del islam que profesa la primera nación.

La crisis medioambiental en Basora se debe al aumento del nivel de salinidad en el río Shatt al Arab por la sequía que afecta a Irak y que ha mermado el caudal de los ríos procedentes de Irán y Turquía.

Desde principios de julio, las manifestaciones se suceden en el sur del país para exigir servicios básicos de calidad, así como el fin de la corrupción y al desempleo.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE