Venezolana Magga Bracoviche gana juicio en contra de bailarín de Ricky Martin

maggabracoviche-versionfinal

El pasado 4 de mayo se llevó a cabo en Miami uno de los litigios legales que Magga Bracoviche decidió emprender en contra de su ex pareja, desde que hizo público el caso de violencia doméstica del que fue víctima durante mucho tiempo, dando como resultado extender la orden de restricción por un año más mientras se llega al juicio criminal.

“Estoy muy agradecida con el juez por su imparcialidad ante mi caso, es un año el cual creo que estaré suficientemente protegida. Es un proceso lento y estresante pero ya se comienza a hacer presente la justicia. No me rendiré, mis fuerzas siguen aquí”, comentó la venezolana, quien esperaba que el veredicto resultara a su favor.

A pesar del resultado, es importante destacar que los abogados del acusado -quien estuvo presente en la corte- y los de Bracoviche acordaron una excepción de acercamiento, única y exclusivamente, en el ámbito profesional que consta, mínimo, de ocho metros de distancia. De resto, será de 153. Esto porque ambos se desenvuelven en el mismo ámbito laboral.

El siguiente paso es el juicio criminal, el cual se espera sea a finales de mes, del que aún no se pueden dar detalles por ser un proceso en desarrollo.

Magga, quien fue señalada de aprovecharse de esta situación para obtener centimetraje en los medios, aclaró: “A todas esas personas que juzgan mi postura de no callar nada ante mi caso, los invito a ponerse en el papel de la persona agredida y que la víctima sea su hermana, su madre, su hija, y que el agresor está por las calles buscando más víctimas no sólo de maltrato físico, sino psicológico… Si hay algo bueno que he sacado de mi situación, es no ahogarme con el mal episodio que sufrí y ser vocera de mi fuerza para ayudar a muchas mujeres, para que la lista de víctimas en estos casos no aumente”.

“El testimonio que expuse en redes sociales no lo hice nombrando a nadie, pero hoy en día las redes sociales tienen un poder inimaginable y en cuestión de segundos miles de personas supieron quién fue la víctima, el victimario y las circunstancias. Esto llamó la atención de la prensa porque ambos somos figuras públicas, y desde que los medios de comunicación se me acercaron aún no he encontrado los motivos para callar. Para ser famosa no necesito que me golpeen, simplemente con exponer algo sexualmente subido de tono sería suficiente. Conocemos muchos casos de mujeres que se han convertido inminentemente famosas utilizando estos medios”, dijo la bailarina.

Aunque todavía le queda camino por recorrer, Magga Bracoviche se está tomando un tiempo para alimentar su alma y espíritu. “Un tiempo para volver a amarme a mí misma y, honestamente, me lo estoy disfrutando. Es sumamente importante para mí cerrar este ciclo legal que de alguna u otra manera me ata a un capitulo muy oscuro de mi vida”.