Maracaibo, Venezuela -

Salud y Belleza

Conoce las comidas que debes evitar para cuidar tu figura y salud

Recomendamos evitar refrescos u otras bebidas azucaradas que sólo aportan calorías sin saciarnos ni ofrecernos buenos nutrientes que protegen la salud o nos ayudan a cuidar la estética

martes 05/09/2017
1:55 PM
  • Agencia

  • @versionfinal

  • Archivo

La cena es la última comida del día y por ello, es al mismo tiempo una de las comidas más descuidadas e importantes si queremos estar en forma o perder peso. Por eso, te mostramos las cenas que debes evitar si quieres cuidar la línea y la salud.
Comida lista para consumir o de fast food

Llegar con hambre y sin ganas de cocinar a las últimas horas del día es algo frecuente, por lo tanto, la comida lista para consumir o que podemos adquirir en locales de comida rápida es habitual en nuestras cenas. Sin embargo, si queremos perder peso, no engordar o al menos cuidar la salud, debemos evitar este tipo de preparaciones:

Pizzas:

Las pizzas que no elaboramos en casa suelen esconder gran cantidad de azúcar en su composición además de ser fuente concentrada de calorías, grasas y sodio que pueden entorpecer el cuidado de la salud.

Patatas fritas:

Las frituras no sacian y mucho menos las patatas fritas que son la combinación perfecta de almidón y grasas que nos hacen querer más y más. Por ello, esta preparación adictiva y otras deben evitarse a últimas horas del día si queremos cuidar nuestro cuerpo tanto por dentro como por fuera.

Perritos calientes:

A base de pan blanco con azúcar en su interior, embutidos y salsas comerciales que esconden azúcar, grasas, sodio y calorías, esta preparación es una de las que peor calidad posee, por lo tanto, es una de las cenas que más debemos alejar de nuestra dieta.

Ensaladas de fast food:

Es una de las preparaciones que escogemos como sanas pero que nos sorprenderá las calorías que pueden contener así como la cantidad de grasas, sodio y azúcar que pueden tener. La inclusión de rebozados, salsas, fiambres y embutidos como ingredientes de las mismas puede ser la clave de que estamos ante una preparación cuya calidad deja mucha que desear y que por ello, también debemos evitar en la cena.

Comida congelada y de bote

Muchos consideramos que las opciones congeladas o de bote que requieren una mínima cocción o unos pocos minutos de microondas antes de ingerirse son más sanas que las comidas listas para consumir nombradas anteriormente. Sin embargo, también debemos evitar este tipo de preparaciones en la cena:

Hamburguesas congeladas:

Nada más rápido y sabroso que colocar estas hamburguesas al horno o en una plancha, sin embargo, poco tienen de proteínas y carne de calidad, mientras que por el contrario están colmadas de grasas, sodio y hasta azúcar en su composición. Mucha mejor opción es un filete de carne magra a la plancha.

Nuggets de pollo:

Al igual que las hamburguesas, los nuggets de pollo poco tienen de pollo en su interior según señala un estudio publicado en The American Journal of Medicine. Por el contrario, pueden esconder harinas refinadas, azúcar, grasas trans y variedad de aditivos que en nada contribuyen a una cena de calidad.

Palitos de pescado o pescado empanado:

Todos los empanados son en general una opción comercial muy usada para comer rápido, sin embargo, su calidad nutricional deja mucho que desear debido a su elaboración con restos de carnes, huesos y cartílagos que se emulsionan con harinas o almidón y se les da sabor con aditivos varios. Por ello, los palitos de pescado y otros empanados que solemos comprar ya congelados tampoco son buena opción para cenar si queremos cuidar la línea y la salud.

Sopas ramen en bote:

En sólo unos segundos podemos tener una cena lista con esta opción que nos resulta muy ligera si miramos la información nutricional de su envase. Sin embargo, son densas energéticamente, ricas en sodio y harinas refinadas, no sacian ni aportan buenos nutrientes y además, contienen glutamato monosódico que puede estimular nuestro apetito empujándonos a comer más.

Pasta y arroz congelado:

Un arroz tres delicias o una lasaña congelada lista para calentar y consumir también son tentadoras opciones para lograr una cena sabrosa en cuestión de minutos, sin embargo, este tipo de preparaciones son productos ultraprocesados cuya calidad nutricional deja mucho que desear y que en nada contribuyen al cuidado del cuerpo y la salud.

Pasta de bote:

Al igual que las sopas ramen, las pastas de bote son concentrados de sodio y aditivos, así como de calorías que en nada sacian al organismo ni aportan nutrientes de calidad para nuestro organismo, por ello, en su reemplazo es preferible hervir pasta en casa, sin mayores agregados para lograr un plato que aunque no aporta buenos nutrientes, tampoco perjudica el logro de un cuerpo en forma.
Otros agregados a evitar

Además de las cenas antes dichas que en nada favorecen el cuidado del cuerpo tanto por dentro como por fuera, recomendamos evitar algunos agregados que solemos ingerir con las comidas antes dichas o con otras preparaciones hechas en casa.

Por ejemplo, recomendamos evitar refrescos u otras bebidas azucaradas que sólo aportan calorías sin saciarnos ni ofrecernos buenos nutrientes que protegen la salud o nos ayudan a cuidar la estética.

Asimismo, sugerimos reducir al máximo el uso de salsas y aderezos comerciales que no sólo pueden tener sodio y grasas en grandes cantidades sino también, azúcar y aditivos que perjudican el logro de un cuerpo saludable y en forma.

También la bollería industrial, chucherías o postres comerciales deben evitarse en la cena si queremos proteger al cuerpo por dentro y embellecerlo por fuera.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE