Maracaibo, Venezuela -

Espectáculos

Custo Barcelona presenta en Madrid su colección antes que en Nueva York

Aunque Custo Dalmau desde hace 23 años estrena sus colecciones en la Gran Manzana, no tuvo ninguna duda al decidirse por la pasarela madrileña como lugar de presentación

sábado 27/01/2018
3:37 PM
  • EFE

  • @VersionFinal

  • Archivo

Custo Barcelona presentó hoy su nueva colección en la pasarela Mercedes-Benz Fashion Week Madrid, por primera vez antes que en Nueva York, “con el esfuerzo que eso supone” al tener la confección lista diez días antes de lo que obliga el calendario de la ciudad de los rascacielos.

Una de las exigencias de Nueva York es que la colección no se haya visto antes, “pero nosotros somos españoles. Dimos una explicación a la organización y aceptaron”, dijo a Efe el diseñador, satisfecho de no perderse ninguno de los escenarios, consciente de las huidas de otros creadores de la pasarela neoyorquina por exceso de participantes.

Titulada “Sí, soy yo“, los diseños de Custo Barcelona van dirigidos a una mujer “muy segura de su individualidad, que expresa a través de la innovación y el riesgo”, con piezas “incalificables” que mantienen un “lenguaje propio”.

Para ello, el diseñador utiliza materiales y siluetas muy experimentales, algunas “muy pegadas al cuerpo” que contrastan con otras en las que hay un gran trabajo de volúmenes, especialmente en abrigos y cazadoras, con un sello marcadamente Custo para el próximo otoño-invierno con “pachtwork”, estampados y brillos.

Con la determinación de la abeja reina, Teresa Helbig confeccionó una colección en la que minuciosos panales aparecen bordados junto a estos diminutos insectos. Una costura donde prevalece la artesanía, en la que se cuelan ciertos patrones de inspiración oriental y rusa.

Cuero y perlas de cristal formulan una fantasía donde la mujer luce un estilo sensual con vestidos ajustados y capas de fantasía. Perlas que también dibujan un estilo sofisticado en el cuello de vestidos y hombros. “Largos exagerados” en faldas y tiras de terciopelo sobre organza, “glitter” dorado cierran una colección en la que el negro predomina, por primera vez, sobre otros tonos.

Paloma Álvarez y Juanjo Mánez, al frente de la firma Malne, siempre vinculados a los trajes de noche que actrices como Paz Vega o la cantante Marta Sánchez les reclaman, optaron por un “prêt à couture” con el que visten a una mujer con “glamur para el día a día sin la necesidad de llevar tacones”.

Chaquetas masculinas, blusas con acabado lencero o un abrigo bomber con plumas son algunas de las piezas con las que crean “un fondo de armario con pocas prendas, pero bien hechas” para realzar a la mujer.

Oliva, la firma del diseñador Juanjo Oliva, regresó a la MBFWM con aires renovados haciendo un gran trabajo en el diseño de gabardinas, abrigos y “trench” para él y ella, una renovación en el armario.

La noche en negro y blanco lució espléndida con vestidos ceñidos de gran caída, sugerentes con cuellos asimétricos, escote en V y sobre capas para dar fluidez.

Moisés Nieto presentó una colección muy trabajada de prendas informales y divertidas en las que los bordados cobraron protagonismo.

El dúo de hermanos que conforma Ailanto hizo volar la imaginación de los asistentes hasta la Venecia clásica con una colección inspirada en el escenógrafo, diseñador de textiles y de moda, Mariano Fortuny y Madrazo.

Ulises Mérida también miró al pasado para componer una colección de líneas suaves y poco definidas en las que “los contornos se difuminan con superposiciones”, explicó el diseñador que recupera la capa española.

La obra del pintor Mark Rothko inspiró la colección de Ángel Schlesser, en la que primaron las líneas sencillas y la superposición.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE