Maracaibo, Venezuela -

Curiosidades

Subastan en Francia la última morada de Picasso

La mansión será subastada con un precio de salida de más de 20 millones de euros

miércoles 11/10/2017
9:08 AM
  • AFP

  • @versionfinal

  • Archivo AFP

La mansión de la Costa Azul francesa en la que Picasso pasó sus últimos años será subastada este jueves con un precio de salida de más de 20 millones de euros, en medio de un embrollo inmobiliario.

El artista español compró la propiedad de Mougins, cerca de Cannes en 1961, y en ella vivió junto a su segunda esposa y musa Jacqueline Roque, antes de morir 12 años después.

Roque se disputó con los hijos de Pablo Picasso tras su muerte y se suicidó en esta casa costera en 1986. Su hija, nacida de un primer matrimonio, Catherine Hutin-Blay, la heredó y la vendió en 2007 por más de 10 millones de euros.

La finca, sobre un terreno de tres hectáreas, que había pertenecido además a la familia propietaria de la célebre cerveza Guinness y en la que Winston Churchill había pasado a menudo sus vacaciones, fue comprada por un holandés.

Este la rebautizó “La guarida del Minotauro“, ampliándola y dotándola de piscina, ascensor, pista de tenis, spa… antes de que las dificultades financieras le obligaran a parar las obras.

El nuevo dueño aspiraba a concluir aquellas obras “con la intención de revender la casa por 170 millones de euros”, dijo Maxime Van Rolleghem, abogado del banco holandés Achmea Bank, acreedor del propietario.

 

Manchas de pintura en el taller

El mes pasado, se organizaron visitas a la finca, pero es imposible saber quién pujará el jueves, a partir del precio de partida de 20,2 millones de euros. La venta tendrá lugar por medio de un abogado y ante un juez de un tribunal de gran instancia que anunciará el nombre del eventual comprador.

La antigua mansión de Picasso destaca por sus vistas sobre la bahía de Cannes y las montañas, pero se halla en un entorno un poco ruidoso y está sujeta a una servidumbre para peatones.

La vivienda principal fechada del siglo XVIII y austera en tiempos del artista, fue profundamente restaurada. Se instalaron grandes ventanales para contar con una mayor iluminación natural.

Del periodo de Picasso, la única pieza original es el taller, donde hay restos de manchas de su pintura, pero la propiedad no contiene ninguna obra suya, según la agencia inmobiliaria Michael Zingraf.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE