Maracaibo, Venezuela -

Curiosidades

Cómo mantener una conversación interesante

¿Te has quedado en silencio en medio de una conversación por no saber de qué hablar? Es un momento incomodo; ante esta situación comunicativa paralizada por déficit de creatividad es momento de tomar las riendas de nuevos temas y mantener interesante la conversación

domingo 11/02/2018
1:17 AM
  • Joiner Villasmil

  • @JoinerVV

  • Referencial

1 Establece confianza con la otra persona

Es difícil establecer comunicación con alguien y querer construir una relación si no hay confianza. Confiar es una cualidad esencial para expresar lo que tienes en tu cabeza por más estúpido que sea. Piensa en las conversaciones más extrañas.

Puedes empezar hablando que te gustan las cartas romanticozantes diciendo “mi amor por ti quema con la intensidad de mil soles”. Luego pasar a otra temática igual de rara pero entretenida que dinamice el contacto y permita tejer una buena conversación. Habla de lo que sea, para todo hay un tema. No se trata de no tener buen contenido en el cerebro para hablar sino en no tener confianza para contar las estupideces que son parte de tus pensamientos y tu día a día.

2 Toma notas mentales

Una relación con buena interacción requiere que se tomen notas mentales. La razón es que hay que guardar momentos y comentarios que te permitan hablar sobre otros temas. Fíjate en detalles que no se ven fácilmente. En lo hermoso de la vida. Comparte lo que sientes tras hacer esas anotaciones.

La otra persona valorará mucho que recuerdes datos que a pesar de ser sencillos y diminutos demuestran interés.

3 Cuida tu lenguaje corporal

Tu cuerpo debe expresar lo mismo que las palabras. Si no hay concordancia entre las palabras y el lenguaje corporal podrías decir más con el cuerpo, así que ten cuidado con las expresiones, posturas y movimientos al darle sentido al mensaje. Puede ser confuso.

El contacto visual demuestra interés, pero hay que cuidar la expresión. Una mala mirada te puede costar. Son como ladrillos que contribuyen a la construcción de barreras comunicativas.

4 Convierte temas generales en conversaciones interesantes

Si empiezas hablando sobre un ascensor y te aterran los lugares cerrados, puedes comentarlo. El otro te seguirá la corriente y te dirá algo más relacionado con eso, pueden ser situaciones distintas pero que tengan en común, eso los podría llevar a otra tema. Posiblemente te quedaste atorado en el ascensor de un hotel y luego en el lugar te sucedió un sinfín de situaciones irrisorias.

Siempre hay algo de qué hablar. No siempre hay que platicar de lo mismo y ser estricto en la elección de temáticas.

5 Diviértete y ríe como loco

Sí. Como loco. Hasta llegar al punto de mostrar tu verdadera sonrisa. Al hacerlo fluirás en las conversaciones y tu cerebro te enviará nuevas ideas. Puedes reírte de todo y darle un toque humorístico a situaciones serias.

El humor negro es un buen recurso para utilizar. Todo fuera de lo que es normal es mejor. Se llama creatividad. Claro, hay momentos de seriedad, pero es mejor reír; cuando disminuya y la comunicación se obstruya es momento de ponerte a pensar qué hacer para solucionar el problema.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE