Algo anda mal con el sushi en Los Ángeles

La próxima vez que ordene sushi en Los Ángeles, asegúrese que esté recibiendo el pescado que pidió.

Un estudio de las universidades UCLA y Loyola Marymount publicado el miércoles mostró que en 26 prestigiosos restaurantes, 50% de las veces sirven otro pescado al que lleva el plato según el menú.

“Más de la mitad de lo que están comprando no es lo que crees que es”, dijo Paula Barber, la profesora de UCLA que lideró el informe publicado en la revista científica Conservation Biology.

“El fraude del pescado puede ser accidental, pero sospecho que en algunos casos es muy intencional, a pesar de que es difícil saber en qué parte de la cadena de suministro comienza”, reparó.

Demian Willette, investigador y co-autor del estudio, explicó que el etiquetado erróneo de productos no es algo nuevo pero sorprende que ocurra con tanta fuerza en Los Ángeles, una “ciudad que tiene una rica cultura gastronómica y la gente es muy consciente de lo que come”.

Entre 2012 y 2015, estudiantes de biología de UCLA fueron a los restaurantes a recoger muestras de 10 variedades de pescado usados para sushi, que luego fueron sometidas a pruebas de ADN.

Un 47% de las 364 muestras mostró errores en el etiquetado del pescado, precisó Willette a la AFP, asegurando que algunos restaurantes “ofrecen tres tipos de atún y en verdad sirven uno”.

La única apuesta segura fue el salmón, que mostró errores una en 10 veces, y el atún azul, que nunca reemplazado.

“Pero de 43 órdenes de pez mantequilla y 32 órdenes de pargo rojo, los resultados mostraron que siempre sirvieron otro tipo de pescado”, indicó el estudio.

“Si vas a comer sushi, come salmón porque el salmón casi siempre es salmón”, dijo Willete, que recomendó evitar el pez mantequilla (halibut) –-generalmente sustituido por especies más baratas– y el pargo, que cambian por besugo.

Dijo además que si bien el precio es un factor en este aparente fraude que incluye también a los vendedores mayoristas, las prácticas para saltar políticas de pesca también inciden.

El estudio, que fue enviado al departamento de Salud de la ciudad, advierte que estos cambios representan un riesgo para ciertas personas con alergias, mujeres embarazadas o niños, que deben evitar pescado con altos niveles de mercurio.

“Un parásito común encontrado en el platija (parecido al lenguado) con oliva crudo ha causado intoxicaciones ‘rampantes’ en Japón”, indicó.

Un portavoz del departamento de Salud del condado de Los Ángeles no tuvo un comentario inmediato al ser consultado por la AFP sobre el estudio.