Maracaibo, Venezuela -

Editoriales

“La desvergüenza entre la guerrilla y Maduro”

lunes 15/10/2018
12:42 PM
  • Editorial

  • @VersionFinal

  • Referencial

La guerrilla y otros grupos irregulares colombianos aceleran su paso desvergonzadamente en territorio venezolano, especialmente en nuestro fronterizo estado Zulia.

Estas escuadras subversivas han tenido durante decenios presencia en los asentamientos campesinos mas allá de los márgenes del recóndito Río de Oro en la frontera entre Venezuela y Colombia, pero las alarmas se encienden cada vez más pues han crecido en osadía en medio de un caos y una creciente falta de seguridad nacional.

Hemos venido denunciando la coexistencia del régimen de Maduro con las células guerrilleras. Y nos atrevemos a afirmar que el caso del asesinato del concejal Fernando Albán forma parte de esta política de terror que desde hace rato está sembrando el régimen en el país. No son casos aislados.

Que un comandante guerrillero, “alias Eliecer” del ELN, tenga una “capciosa cercanía” con el comandante del destacamento militar 115 -el más grande del Sur del Lago, con sede en Santa Bárbara del Zulia, no es casualidad. Con el agravante que a su lado están dos constitucionalistas y la alcaldesa del municipio Jesús María Semprún. El mundo debe actuar frente a estas evidencias más que  fotográficas. El régimen que preside Maduro ya se quitó la careta.

Esta denuncia es para que el mundo tome cartas en el asunto. Cada día será más difícil salir de este cáncer autoritario que destruye al país en su integridad si no actuamos a tiempo. Nuestros espacios cada día se reducen en términos de derechos humanos y derechos políticos. Por eso esta denuncia, más allá de ser un tema de la oposición política Venezolana, debe ser un asunto de todos los ciudadanos.

Los que en su momento, en el Zulia, no lo hicieron, tarde o temprano se enfrentarán a su propia conciencia y la historia así lo reseñará. Pero nosotros que estamos trabajando duro para transformar al país combatiendo este modelo, estamos rompiendo cualquier cerco o vislumbre de miedo y denunciando este plan macabro de “mexicanizar” al Zulia. Es parte del trabajo político que debemos hacer.

Es la hora de la unión de los zulianos en defensa del Estado. De su progreso, de la seguridad de vida de nuestra gente, de la seguridad de sus bienes; ahora las amenazas de pago de “vacunas” la hacen con granadas. Está creciendo un Estado satánico con el aval del régimen y nosotros no nos podemos quedar tranquilos.

Es la hora de que la agenda política se revierta y deje de “guiarla” el régimen; hoy, con este escenario, seremos nosotros quienes la impongamos. “Al pillo se le agarra siempre con un error“, tal cual el caso del famoso gánster estadounidense Al Capone con su evasión de impuestos. Este mensaje debe ser direccionado al mundo. Los organismos internacionales deben tomar acciones con base en sus acuerdos, en defensa de la democracia, la libertad y los derechos humanos. Al final de cuentas no hay democracia sin determinación. Y es que sin ella, como bien lo tradujo en su momento el escritor mexicano Octavio Paz, la libertad es solo una quimera.

Carlos Alaimo.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE