Real Madrid se exhibe con una goleada por 4-1 al Eibar en Ipurúa

Real Madrid's midfielder Marco Asensio Willemsen (C) celebrates with teammates forward Lucas Vazquez (L) and Colombian midfielder James Rodriguez after scoring his team's fourth goal during the Spanish league football match SD Eibar vs Real Madrid CF at the Ipurua stadium in Eibar on March 4, 2017. / AFP PHOTO / ANDER GILLENEA

El Real Madrid se exhibió este sábado con una goleada (1-4) ante el Eibar en el campo de Ipurúa que le da opciones de recuperar el liderato en LaLiga Santander.

Los blancos dieron una imagen muy mejorada respecto al empate liguero del miércoles ante la UD Las Palmas y lograron un refuerzo moral con vistas a su compromiso del martes contra el Nápoles en la Liga de Campeones.

Los guipuzcoanos no habían ganado al Real Madrid ni en Primera División, ni en Copa del Rey, y continúan sin conseguirlo, en su octavo duelo. Eso sí, marcaron su primer gol al Real Madrid en Ipurúa en liga.

El entrenador madridista, Zinedine Zidane, con las bajas de Cristiano Ronaldo, Bale y Alvaro Morata, alineó inicialmente a Lucas Vázquez y Marcos Asensio como acompañantes de Karim Benzema en la delantera. Además, el técnico dio descanso a Toni Kroos (jugó James) y Marcelo (actuó Nacho).

Todos estos cambios dieron resultado, porque la primera parte, que acabó 0-3, sólo tuvo un color, el blanco, con un Real Madrid muy superior a un Eibar que jugó la peor primera mitad de la liga.

El conjunto azulgrana estuvo desconocido, mal en todas sus líneas, muy alejado del que le ha permitido ser séptimo en la clasificación.

Cayó un fuerte chaparrón de agua antes de empezar el partido, lo que hizo que el césped, muy mojado, estuviera muy rápido al principio.

El Real Madrid comenzó muy “enchufado” y pocos segundos después del pitido inicial ya creó una ocasión, en la que Capa le quitó el balón a Benzema dentro del área tras un buen pase de James.

El centro del campo visitante llevó la iniciativa ante un Eibar que no acertó a hacer su juego de presión en el campo rival, porque el juego estuvo en el área azulgrana, muy lejos de Keylor Navas, quien sólo tuvo que participar para detener un cabezazo de Mauro Dos Santos.

Benzema fue el blanco más activo, ya que se movió con mucha libertad en el ataque merengue, y marcó el primer gol. El francés remató en el segundo palo (tras fallar Antonio Luna) un centro de Asensio, rechazó el portero Yoel Rodríguez, y aprovechó el rechace para hacer el 0-1.

Los madridistas se animaron y estuvieron a punto de aumentar su renta, aunque lo impidió Mauro Dos Santos, que cortó en la raya de gol un pase envenenado.

Los eibarreses, dominados por el rival, buscaron el empate, pero le faltó puntería a Gonzalo Escalante en un remate del borde del área que fue alto.

El Real Madrid volvió a la carga y Benzema metió el 2-0 al empujar en la raya de gol un centro de falta lanzado desde la derecha por James Rodríguez. Fue el castigo por la entrada que le hizo Antonio Luna a Lucas Vázquez, y que el árbitro señaló la falta que acabó en gol.

El Eibar, desconocido y jugando los peores minutos de toda la temporada, tampoco fue capaz de frenar a Benzema, quien centró desde la derecha y James con la izquierda marcó el 0-3, que sentenciaba el encuentro (m. 28).

La ocasión más clara de los azulgranas fue en un remate de Sergi Enrich, pero su disparo fue interceptado por Sergio Ramos.

El Madrid volvió a la carga y en un contragolpe, James centró a Marco Asensio, quien disparó con la izquierda desde el borde del área y el esférico lamió el poste.

Yoel paró un disparo de Benzema, quien se le escapó a Mauro Dos Santos, despejó Yoel; la jugada continuó y acabó rematando Marco Asensio, parando Yoel, justo antes del descanso.

La segunda parte comenzó como la primera, con una ocasión de Benzema, quien solo en el área, disparó con poco ángulo y el balón se paseó delante de la portería.

Los locales no se rindieron e intentaron recortar distancias. Así, Rubén Peñe, tras recibir un pase de Adrián González, probó fortuna pero su tiro lo despejó Danilo.

Benzema, en otra acción posterior, inició un contragolpe, en el que James disparó, el balón golpeó en el poste, y Marco Asensio aprovechó el rechace para marcar el 0-4.

El equipo eibarrés intentó meter el gol de la honra, Anaitz Arbilla, quien sustituyó al lesionado Antonio Luna (sufrió un esguince del tobillo izquierdo), centró desde la banda izquierda y el balón se paseó por el área, sin que llegara al remate Sergi Enrich.

El árbitro anuló por fuera de juego un gol de Gonzalo Escalante, quien empujó el balón en la raya de gol tras parada de Keylor Navas a cabezo de Sergi Enrich, quien remató en un saque de esquina de los eibarreses.

Tanto llegó el cántaro a la fuente que tenía que romperse. Así, Rubén Peña marcó su primer gol con el Eibar y en Primera División, al empujar con el costado de su cuerpo el balón en el segundo palo un buen centro de Pedro León desde la derecha.

Los locales intentaron repetir acierto ante la portería contraria, aunque un disparo de Sergi Enrich se fue fuera de los tres palos.