Maracaibo, Venezuela -

Deportes

Desidia Polideportiva: Unos 3.000 atletas son afectados por mal estado del Complejo

Solo el estadio Luis Aparicio “El Grande” y el “Pachencho” Romero están aptos para la práctica deportiva

sábado 23/06/2018
2:06 PM
  • Ángel Cuevas

  • @VersionFinal

  • Juan Guerrero

El 17 de agosto de 1968, bajo el gobierno del presidente Raúl Leoni, se inauguró el Complejo Polideportivo Luis Aparicio Montiel, una obra que para el momento de su apertura era uno de los recintos deportivos más modernos de la nación y un lujo para los zulianos.

Casi 50 años después, la decadencia de este coloso salta a la vista y afecta a 3.000 atletas que intentan desarrollarse y representar al estado y al país.

“Lo que queremos es hacerle un llamado al Gobernador o cualquier ente que nos pueda atender de verdad y nos pueda resolver el problema del Polideportivo”, declara José Pulido, presidente de la Asociación de Ciclismo del Zulia, en representación de las 56 entidades deportivas de la región que son afectadas.

El estado de las instalaciones está en completa desidia, a pesar de que el comodato lo tiene el Ministerio del Poder Popular para la Juventud y Deportes, luego de dos años bajo el control de la Gobernación del estado Zulia.

De todas sus estructuras, solo el estadio Luis Aparicio y José Encarnación “Pachencho” Romero están aptos para la práctica deportiva, aunque ambos son tocados por la delincuencia o las promesas incumplidas.

El “Grande” es “cliente frecuente” del vandalismo, al igual que los gimnasios de las diferentes disciplinas que hacen vida ahí, mientras que el segundo no tiene una pista de atletismo en condiciones para entrenar todas sus modalidades, a pesar de ser prometida en reiteradas ocasiones por el Gobierno nacional y regional.

El tercer gigante de esta obra es el gimnasio cubierto Pedro Elías Belisario Aponte, que pasó de ser escenario de emocionantes encuentros a un recinto abandonado.

Las oficinas y camerinos del Belisario quedaron en el olvido, el techo de la entrada se cae en pedazos y solo unas pocas sillas de las gradas quedan. El resto desapareció.

Con la misma suerte corren los estadios de béisbol menor que están alrededor del Polideportivo. La pista de bicicrós Misael Vílchez, que hace dos años fue rehabilitada y ahora está llena de huecos, y el complejo de piscinas Rafael Vidal, promesa de la gestión del exgobernador Francisco Arias Cárdenas durante su período de gobierno, están inutilizables y sirven de guarida para los maleantes.

La fosa de clavados está llena de agua estancada, con un olor fétido, mientras que la piscina olímpica comenzó a perder la cerámica. La diana, que deberían ser usadas por la selección de tiro con arco, “adornan” las afueras del “Pachencho”, con huecos en el centro.

 

Así luce una de las piscinas olímpicas del Complejo.

 

Este es el arco donde se practican los tiros.

 

La pista de Bicicross Misael Vílchez está llena de huecos y grietas.

 

Entrada a una de las oficinas.

 

Baños del Complejo.

 

 

Otra de las piscinas olímpicas con aguas estancadas.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE