Maracaibo, Venezuela -

Deportes

“Cheché vidal”: “No está Esquivel pero todo sigue igual de mal”

viernes 08/01/2016
5:15 AM
  • Juan Miguel Bastidas

  • @versionfinal

  • Archivo

Pese a la formalidad de su trabajo, Juan José Vidal Noya siempre prefiere su apodo: “Cheché”. Fue miembro de la selección nacional desde 1976 y ganó dos medallas de oro de Juegos Centroamericanos y del Caribe (1978 y 1982).

Pero su carrera en el fútbol no quedó ahí: en los escritorios estuvo ampliamente involucrado con los mundiales de 1990, 1994, 1998 y 2002 en el área de tecnología y del comité organizador.

Siempre abogando por el cambio del fútbol venezolano y de la Federación Venezolana de Fútbol, conversó con Versión Final sobre la actualidad del balompié local, diagnóstico y posibles soluciones.

—¿Cómo ve en la actualidad el fútbol venezolano?
—El 2015 fue un año de limpieza y reorganización. El término de adecuación, como el torneo, les calzó bien, se hicieron cosas malas con la intención de hacerlas bien. Este proceso de limpieza debió haber llegado antes y desde dentro del país, es interesante que en una polémica mundial por corrupción en la Fifa caiga el dirigente venezolano (Rafael Esquivel) dentro de los primeros.

—¿Qué habría que investigar desde Venezuela?
—Eso debería manejarlo la justicia venezolana, que supuestamente ya inició ciertas investigaciones. Yo recomendaría empezarlas por la organización de la Copa América 2007, que fue uno de los episodios más tristes por cómo se perdió una gran oportunidad de mejorar; se construyeron estadios para 30 y 40 mil personas sin pensar en las bases ni lo formativo a pesar de un gasto de más de mil millones de dólares, además de que el gobierno empezó a influir de una manera muy directa con el fútbol. Todo amerita que se limpie, desde ese evento hasta cómo se vendían equipos del fútbol nacional, que no se sabe si son eso o franquicias.

—¿Es negativa la influencia gubernamental?
—Son intereses ajenos al deporte. Es algo muy negativo ver equipos casi en su totalidad o parcialmente manejados por gobernaciones y alcaldías. Eso nace con Esquivel en su afán de cuidar intereses y que su negocio siguiera creciendo.

Se va Esquivel pero queda prácticamente su equipo de trabajo.

Igual queda su cultura de manejar el fútbol como su negocio a pesar de caer la cabeza más visible. Todo apunta al continuismo y cada día las deficiencias se notan más. Todo sigue igual de mal.

—¿Cuál sería el primer paso para reestructurar en positivo el fútbol nacional?
—El primer paso debe ser la apertura del proceso electoral de la FVF que permita la entrada de gente ligada al fútbol de una manera evidente, porque tal y como está la estructura es como un club de colegas que estaba liderado por este señor que está hoy en día en Zurich, en el proceso pasado se amplió el universo electoral para maximizar la influencia de Esquivel. Hay que ser una reestructuración en todo, es una necedad mantener 20 equipos en Primera División, se abusa de la generación de futbolistas con la excusa de la masificación. Los 20 clubes y el presidente tienen más influencia que todos. Los equipos solo pensaron en ellos y dejando atrás el fútbol de base, el estudiantil y el universitario.

—¿Se atenta contra las candidaturas independientes dentro de la FVF?
—Sí, porque hay que pertenecer a su estructura para poder lanzarse. Personas como yo no debemos estar en la asociación de fútbol de algún estado porque tengo méritos, preparación y representé la camiseta de Venezuela pero parece más necesario el requisito de estar con ellos.

—Sin embargo hay gente candidateándose.
—Por ahí he visto mucha gente con intenciones de presidir la Federación Venezolana de Fútbol pero no saben realmente si pueden participar o si hay condiciones para postularse. El reglamento de las pasadas elecciones se dio a conocer a semanas de hacerlas y los que se están nominando ahora a quién sabe qué primero deberían saber siquiera si pueden participar. Por eso es imposible considerar a algún candidato de los que se escuchan.

—¿Hay alguien con méritos en el fútbol nacional como opción para la FVF?
—Si se abre un proceso electoral llegarán las personas con méritos. A lo largo de 20 años he visto como gente como uno no pueda participar de ninguna manera. Hay muchos exjugadores y dirigentes que no tienen cabida. No solo pueden votar los que defenderán sus propios intereses, sino debe apuntarse a la democratización.

—¿Qué opina de los cambios que están viéndose en el torneo local?
—Se están haciendo cambios a una cultura vieja. Ahora vemos a una asociación de clubes que centra su plan en el marketing, lo que me parece completamente absurdo porque deberían ser los socios y encargados en totalidad del producto.

—Trabajó con FIFA, ¿qué opina del escándalo internacional?
—Estuvo en medio de todo eso y me retiré en 2003. Yo ya veía todos esos malos y allí vendí Fifa.com a FIFA y uno ya venía luchando desde hace 12 años. La única manera de cambiar eso es preparando, con educación, de los dirigentes del mañana. Me resulta maravilloso constatar que la justicia internacional esté limpiando el fútbol internacional y repercuta en el venezolano. Ojalá desde el país se pueda ayudar a ese proceso.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE