El diario plural del Zulia
TOPE AMERICARGO

Barcelona y Atlético en busca de la final copera

Barcelona y Atlético de Madrid, dos de los grandes transatlánticos del fútbol español, se juegan este martes en el Camp Nou la posibilidad de optar al primer título del curso, la Copa del Rey, una opción que tras el 1-2 de la ida tienen más a su alcance los azulgrana.

El Barcelona ha jugado seis de las últimas ocho finales de Copa, de las que ha ganado cuatro, y no falla de esa cita en los últimos tres años. Por el contrario, el Atlético de Madrid ha disputado dos, con una victoria y una derrota. En total, los azulgrana acumulan 28 títulos y los rojiblancos diez.

El 1-2 logrado por los de Luis Enrique en el Calderón es una garantía. En las catorce eliminatorias coperas en las que los azulgrana han afrontado la vuelta con ese resultado, siempre han accedido a la siguiente ronda.

El último precedente fue en la temporada 2015-16, cuando el Barça ganó 1-2 en San Mamés en los cuartos de final. En la vuelta, los azulgrana redondearon su pase ganando por 3-1.

Por lo que respecta al Atlético de Madrid, ha afrontado en seis ocasiones una vuelta con ese resultado. En cinco de ellas no logró pasar y solo en una, ante el Athletic Club (1977-78), le dio la vuelta a la situación al ganar por 3-4.

El Barça llega al partido después de haber realizado rotaciones de buena parte de sus efectivos y de conseguir una clara victoria ante el Athletic Club en el Camp Nou (3-0), un resultado más contundente que el juego desplegado por los azulgranas.

Reservó Luis Enrique a unos cuantos titulares el sábado, incluso se permitió el lujo de sustituir a Leo Messi en el segundo tiempo. Luis Suárez no jugó ni un solo minuto y dejó su posición a Paco Alcácer, Piqué fue sustituido por un problema físico en el descanso, y los dos laterales titulares tampoco jugaron de inicio.

Además, para el partido, el Barça podría recuperar a dos piezas básicas en su juego combinativo: Andrés Iniesta y Sergio Busquets. Ninguno de ellos han podido jugar en las últimas semanas a causa de sendas lesiones y el técnico tampoco lo ha confirmado.

«Están mejor. ¿Si recibirán el alta? Puede ser que sí, puede ser que no», dijo Luis Enrique en la rueda de prensa previa al partido. El técnico ha confirmado que Piqué está mejor de su problema muscular.

Todo parece indicar que Busquets podría jugar de inicio, pero que Iniesta, a causa de la lesión muscular sufrida, seguramente será reservado. Si no juega Iniesta, todo apunta a que Rakitic y André Gomes o Denis Suárez formarán la medular.

Con Busquets en la posición de pivote, el Barça regresa a sus esencias después de unos cuantos partidos en los que Luis Enrique ha tenido que improvisar en el medio centro.

Hay tres dudas en la alineación del Barça. Dos en cuanto a quienes acompañarán a Busquets en la medular; y una, quién hará de Neymar Jr. para completar la delantera.

Por su parte, el Atlético, aspirante a su vigésima final de la Copa, tiene por delante una gesta, por el nivel de su rival, por la derrota de la ida y por sus números en el Camp Nou –una década sin ganar y ningún triunfo en nueve visitas ya con Simeone en su banquillo-, pero su competitividad y su capacidad, por muy grande que sea el desafío y la dificultad, no admite dudas.

Tampoco su insistencia, una de las muchas cualidades que le dirigieron a ganar una Liga en el Camp Nou, una Copa en el Santiago Bernabéu, una Supercopa de Europa al Chelsea, una de España al Real Madrid y una Liga Europa al Athletic o a eliminar dos veces en la Liga de Campeones al Barcelona, una al Bayern y otra al Chelsea.

Ni siquiera con su momento actual, aún distante de su mejor versión y mermado por la irregularidad que ha padecido desde noviembre, ni con sus altibajos como visitante este curso –ocho triunfos en 17 salidas entre todas las competiciones-, ni con los 16 encuentros que encadena sin triunfo en el Camp Nou, el último fue el 5 de febrero de 2006, se puede dar por doblegado al Atlético, que necesita dos goles como mínimo para remontar y avanzar a la final.

Desde esa circunstancia clave, con sólo dos derrotas en sus últimos doce encuentros oficiales, pero a la vez una sola victoria en los cinco más recientes, y con aún dudas en su juego, el segundo tiempo del encuentro de ida, cuando oprimió al Barcelona y acumuló ocasiones, es el ejemplo que se pone el Atlético para la vuelta.

Esa presión, ese entusiasmo, esa emoción, esa intensidad y esa mentalidad ganadora guían al equipo rumbo al Camp Nou, donde sabe que su eficacia arriba será esencial para creer en la clasificación y donde Diego Simeone propondrá un once ofensivo, con Fernando Torres junto al francés Antoine Griezmann en la punta.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...