Maracaibo, Venezuela -

Ciudad

Zulianos no ven el fin de la “pesadilla” eléctrica que hoy cumple 264 días

Avenidas colapsadas por el trafico y comercios cerrados son las principales protagonistas en la ciudad. "Es insoportable esto de la luz, de las 24 horas del día quitan de 10 a 12 horas”

miércoles 12/09/2018
5:34 PM
  • Eileen valera

  • @versiónfinal

  • Archivo

En una encuesta realizada por Versión Final en la red social Instagram, se constataron trágicos casos del día a día de los zulianos debido a los cortes eléctricos que se han presentado de manera constante en las últimas semanas.

Residentes declaran vivir en caos en sus hogares, trabajos y hasta al momento de comprar cualquier producto de primera necesidad en los supermercados. Los constantes apagones paralizan desde el comercio hasta los organismos estatales.

“No puedo ejercer mi trabajo debido a que notarías, registros y tribunales, no tienen luz o sistema”, resaltó vía Instagram, Leslie Mendoza, abogada de profesión.

Unos de los principales afectados en la ausencia diaria de la electricidad son los niños, personas enfermas o con alguna dificultad, y adultos mayores, que padecen durante el día y la noche sin electricidad, agobiados por el calor, los mosquitos y la inseguridad.

“Es insoportable, 8 horas diarias, mi mamá y mi papá son hipertensos, viven con la tensión por las nubes”, precisó Mariel Fernández, una joven marabina.

Los familiares de las personas que padecen de alguna enfermedad, sufren al salir a comprar un medicamento pues nunca  hay luz o no hay punto en las farmacias. “Con estos cortes de luz las farmacias se quedan sin punto y no podemos tener acceso a comprar, si es una emergencia nos morimos”, expresó Alejandra Fernández.

“Sino es la luz es el agua”

Los servicios en el Zulia son más que un dolor de cabeza. “Esto es grave, cuando llega el agua entonces no hay electricidad para colocar la bomba de agua y dotarnos”, destacó Marleni Vielma.

Marabinos dicen vivir a “media máquina”, de mal humor y sin poder descansar bien, “nos desvelamos por la luz y sino es por el agua, no se descansa ni un segundo Dios hasta cuándo?”, se lamentó Johana Ferrer.

Por otro lado, expresaron su indignación y desesperación por los cortes sin programación, causando daños en sus electrodomésticos. “Es un gran problema y nadie responde por eso,  una revisión o arreglada cuesta mucho dinero” destaca Ferrer.

“En mi casa se quemó el aire, la nevera no enfría y la revisión cuesta un ojo de la cara” dijo Nohemy Alvarez.

Los hospitales viven un calvario

Una enfermera del hospital Manuel Noriega Trigo (IVSS) reveló lo que viven al día con los pacientes y los cortes de electricidad. “Nosotros los enfermeros trabajamos angustiados, con mucha rabia y desespero (…) aunque tengamos una planta que aunque aveces no arranca, no nos devuelve la tranquila que los pacientes estén bien atendidos”.

Asegura, que además de no contar con materiales médicos quirúrgicos para atender a los recién nacidos en el área de Neonatología, “ni óptimas condiciones para ofrecerles soportes ventilarlos, inicia el tormento de la falla eléctrica”.

Sin contar los malos ratos, trasnochos y amargura que atraviesan los médicos para conseguir alimentos, efectivo y transporte para llegar a su trabajo”, expresó Yasmery Álvarez.

Asimismo, un médico del Hospital General del Sur (HGS) dijo que no cuentan con aire acondicionado, ni RX, tampoco tienen pabellón y nada de insumos médicos.

 

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE