Maracaibo, Venezuela -

Ciudad

Vecinos sedientos se abastecen de agua en tubería madre de Santa Clara

Varias comunidades de Maracaibo no cuentan con el suministro del recurso hídrico desde hace más de un mes. En el municipio Santa Rita presentan el problema hace cinco meses

martes 31/07/2018
2:47 PM
  • Enmillyn Araujo

  • enmillyn_a

  • Versión Final

En plena intersección de la avenida 100 de Sabaneta, hacia la Circunvalación 1, un grupo de personas hace fila para abastecerse de agua con una manguera improvisada conectada a una tubería madre. La presencia de vecinos sedientos se ha incrementado en los últimos días debido a las fallas en el suministro de servicio.

Desde hace mes y medio no cuentan con el servicio. Vienen  de Haticos, Pomona, Sabaneta y el barrio La Sonrisa.

El botellón de agua me cuesta 150 en efectivo y 400 por transferencia. Cuando no tengo dinero vengo”, dijo Alberto Nuñez, vecino del barrio La Sonrisa.

En motos, carros o con coches de niños, los maracaiberos buscan la manera de llevarse un poco del recurso hídrico, incluso en ollas.

Cuando no venimos, el agua se pierde. Necesitamos pronta solución al problema, no podemos vivir sin agua”, agregó otro afectado por la falta del suministro.

Valle Frío parte I, barrio La Florida, Santa Clara, urbanización El Soler en San Francisco, avenida 44 y 41 de Ciudad Ojeda, urbanización las 40 de Cabimas, son algunos de los sectores afectados por la falta de agua potable. Habitantes del municipio Santa Rita tienen cinco meses sin agua.

 

Costa Oriental

Aquí nos vamos a morir secos“, dijo Mary  Nava, habitante del barrio José Félix Ribas III en Ciudad Ojeda, ubicado en la Costa Oriental del Lago (COL). Desde hace 15 días no llega agua potable y el agua almacenada en un tanque en su hogar ya se acabó.

La mujer, de 47 años, esperaba que lloviera para almacenar agua en una pipa, aunque en junio del 2016 el alcalde de la época, Mervin Méndez inauguró un acueducto para beneficiar a la comunidad.

Reza para que no se vaya la electricidad y entonces pueda usar el agua que bota el aire acondicionado para bañarse y bajar el inodoro. Lavar la ropa no es prioridad aunque ya acumula dos cestos con los tejidos sucios.

Otros hogares no cuentan con el dispositivo eléctrico ni con el dinero, en efectivo, para comprar el recurso hídrico a los camiones cisterna. Para evitar la fetidez de los baños, orinan o defecan en el patio. Cavan un agujero para tapar la inmundicia.

Hidrolago anunció el pasado 18 de abril que debido a las fluctuaciones eléctricas se dañaron varios equipos de bombeo, que impiden el suministro del agua potable.

 

Reparaciones

Pedro Duarte, alcalde de Cabimas expresó que se están ejecutando labores para solucionar el problema que afecta a los habitantes de los municipios Lagunillas, Simón Bolívar, Cabimas y Santa Rita.

 Todos padecemos este problema, sabemos que existen deficiencias en Pueblo Viejo, cuando se colocó el generador de alta potencia nos damos cuenta que los generadores no son compatibles y PDVSA prestó el apoyo para que exista la sincronización entre las tarjetas de los generadores, y estabilizar el problema de agua”, explicó en nota de prensa.

El mandatario local señaló que existen otros proyectos de envergadura  que están en proceso de ejecución como es la instalación de un cableado largo desde Pueblo Viejo hasta una estación de la empresa petrolera, “para tener corrientes continuas,  se están fabricando piezas de bronce en Hidrolago para ir realizando los cambios“, detalló.

Anunció que se están realizando planes de contingencia con camiones cisterna para abastecer a las comunidades, “pero hay que explicarle al pueblo  que cada vez que falla la electricidad,  falta el agua y para volver el fluido al sistema de agua pasan horas para poder recuperar de nuevo”.

Las súplicas de Mary se hicieron escuchar, finalmente, llovió el jueves y  después de quince días almacenó agua.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE