Maracaibo, Venezuela -

Ciudad

Kilométricas colas en gasolineras amenazan con extinguir al transporte público

Rubén Esis, sindicalista, advierte que el Zulia podría quedarse completamente sin transporte público por el colapso en las gasolineras

jueves 19/07/2018
1:39 PM
  • Kalena Dávila Méndez

  • @VersionFinal

  • Archivo: Alejandro Paredes Pérez

El transporte público sigue su curso en un laberinto sin salida. Además de la escasez de repuestos y las dificultades  económicas para mantener una unidad, las largas colas de vehículos en las estaciones de servicio agudizan el colapso con los buses y carritos por puesto.

En una gasolinera ubicada en La Limpia, luego de recorrer  cuatro estaciones y no conseguir combustible, Johnny Villalobos aguarda en el calor incesante de su carrito por puesto de la línea Cuatro Bocas-La Curva, con la esperanza de poder tanquear su viejo Caprice. Son más de tres horas las que espera para poder surtir su auto de gasolina. Asegura que en ese tiempo pierde el trabajo de dos y hasta tres viajes de su ruta.

“Sería justo que nos tomaran a nosotros en cuenta. De esto es de lo que uno vive y cómo mantenernos si apenas podemos hacer uno o dos viajes. Yo antes hacía hasta cinco, pero ahora no puedo. Uno pierde mucho tiempo en estas colas”, comenta el padre de familia.

Para Rubén Esis, presidente de la Central Sindical Noroeste de Transporte del Estado Zulia, una de las trabas más complicadas que tienen los conductores del transporte público es el acceso al carburante. Por ello propone que se les dé prioridad al sector en las estaciones para desahogar la crisis con el abastecimiento del servicio, de lo contrario advierte que el Estado pudiera quedarse completamente sin transporte.

Choferes apelan a comprar pimpinas en Bs. 500 mil

Gasolineras cerradas

“No todas las estaciones de combustible están laborando y la mayoría solo tienen dos islas, de las que una es exclusiva para las marañas de los bomberos y algunos funcionarios que cobran 500.000 bolívares por surtir fuera de la cola”, asegura el sindicalista.

A dos cuadras de otra estación ubicada en el casco central, Manuel Peley, de 63 años de edad, empuja su Malibú rojo para poder llegar hasta una de las islas operativas. Su auto lleva pasajeros desde hace 33 años de El Moján a Maracaibo y viceversa. Señala que antes solía realizar de 3 a 4 viajes, mientras que con los problemas para conseguir el combustible apenas logra hacer un viaje.

Hasta tres horas en colas duran los choferes en las E/S.

“Estoy haciendo casi 1 millón 500 mil bolívares diarios. Es necesario que nos den prioridad a nosotros en estas colas, así sería más sencillo para nosotros trasladar a más pasajeros en menos tiempo”, expresa Manuel.

En la batalla por conseguir la gasolina solo los astutos y adinerados logran evadir la espera de más de tres horas. Fuera de las estaciones se transan los puestos en una cola adicional hasta en un millón de bolívares  y las pimpinas del combustible alrededor de los 500 mil en efectivo.

Las rutas extraurbanas son las más afectadas.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE