Maracaibo, Venezuela -

Ciudad

Sin reportes negativos por consumo de leche de cabra

martes 19/07/2016
12:58 AM
  • Isabel Cristina Morán/ Foto: Referencial

  • @versionfinal

  • Archivo

Unos en Táchira, otros en Barquisimeto, y Salomón y José Julio en Maracaibo. Hasta ahora, la Sociedad Venezolana de Pediatría y Puericultura no tiene registros oficiales de niños menores de un año ingresados a centros de salud por consumir leche de cabra, pero sí conoce estos casos aislados y advierte de los peligros.

Los pediatras están preocupados por bebés hospitalizados por diarreas, anemias, cólicos y sepsis de partida gastrointestinal debido a salmonelosis o enterocolitis producto de la ingesta de leches no apropiadas.

Ninguna leche completa es sana para el estómago de un niño menor de seis meses, ni la de cabra ni la de vaca. Son líquidos contraproducentes. No tienen lo que un bebé necesita. En esencia, son leches distintas. La de cabra es todavía más diferente a la materna que la de vaca, pues esta posee algunas proteínas heterólogas, extrañas al bebé, que producen anemias y otras reacciones”, explica Emiro Valbuena, docente de la Facultad de Ciencias veterinarias de la Universidad del Zulia.

La leche de cabra proviene de varias fuentes y procesadoras. “Si no se hace una obtención adecuada, el resultado será un líquido rico en bacterias y elementos extraños que más allá de los beneficios que tenga, por mal procesada (…) Pero en esos primeros seis meses, ni que sea de la mejor forma adquirida ni con el mejor tratamiento se le debe dar”.

Se trata de leches que tienen muchos componentes de grasas y líquidos, las proteínas son muy completas, y pueden producir daños en el intestino. “No tiene zinc, hierro ni ácido fólico ni grasas especiales para los niños”.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE