Maracaibo, Venezuela -

Ciudad

Siguen sin cumplir a los buhoneros de la Plaza Baralt

martes 11/10/2016
5:02 AM
  • Jimmy Chacín / Foto: Miguel Romero

  • @versionfinal

  • Archivo

Hacer un boulevard a cielo abierto en la Plaza Baralt es el proyecto. El decreto presidencial 373 le dio forma escrita mientras que lo tangible ha quedado en maquetas de una obra incompleta que comenzó el 15 de enero de 2015 a materializarse y no ha pasado de eso, del comienzo.

Entre tarantines hechos de paraguas, telas impermeables, tubos de aluminio, cartones y láminas de zinc se pasean los marabinos que atraviesan la Plaza Baralt. Dentro de ese enjambre sobreviven los buhoneros, personas que por años se han encargado de la venta informal y de darle vida al emblemático lugar.

Henry Espinosa es uno de ellos. Tiene 60 años y 55 siendo parte de la plaza. Se ha acostado y levando con Beco Blohm, Tito Abbo y McGregor frente a sus ojos. Esos edificios fueron reestructurados por el Centro Rafael Urdaneta (CRU) y la Gobernación del Zulia. Para convertir el lugar en un centro turístico el Ministerio de Turismo envió un presupuesto de 50 millones de bolívares.

“Nos visitó el ministro Andrés Izarra porque el casco central fue declarado zona de interés turístico y entre eso está la plaza”, comenta Espinosa quien es el secretario general de la Asociación Civil de los Comerciantes que trabajan en el lugar.

Fueron instalados los primeros siete tranvías, quioscos tipo cúpula y display. Los primeros de ellos fueron colocados hace un año aproximadamente. Han llevado sol y agua de lluvia. La pintura se ha corroído y el valor se está perdiendo.

“A los que llamamos tipo cúpula les falta seguridad. No vamos a poder dejar nuestra mercancía allí porque se la van a robar, así como se están llevando los bombillos”, destaca Espinosa.

Ocho bombillos y sus lámparas fueron hurtados el viernes pasado y aún la obra no ha sido inaugurada. Es la segunda vez que sucede, según cuentan Espinosa y Eduardo García, quien es miembro de la asociación. Este último cree que el CRU les tiene una burla.

El patrullaje nocturno prometido por los entes gubernamentales tampoco ha llegado y es la causa de tantos hurtos.

“Queremos que la policía venga y haga su trabajo de inteligencia. La primera vez que se robaron los bombillos la policía supo quiénes eran los culpables pero no pasó nada con eso. Queremos vigilancia por las noches”, sentencia García.

Son 94 los comerciantes que están metidos en el proyecto. Con ellos se han realizado 40 mesas de trabajo para darle forma al proyecto. Espinosa dice estar agradecido por ello. Igualmente pide celeridad en el proceso de entrega.

Denuncian también el problema de la basura. La asociación tiene una cuota establecida para pagarle a la cuadrilla de limpieza. Acumulan los desechos frente al templo San Francisco de Asís y allí permanece por semanas. “No pasa el camión del aseo urbano”.

La plaza de noche está en penumbras. No se ven los pisos que fueron cambiados y la basura con los tarantines, aún improvisados afean lo que se ha logrado. El año pasado se esperaba la culminación para la Feria de la Chinita. Este año el secretario de Gobierno, Giovanny Villalobos, también dijo a Versión Final que sería el pasado mes de julio.

Los comerciantes informales quieren creerlo. Quieren pensar que serán parte del Patrimonio Cultural y Turístico. Han hecho lo posible. Están dispuestos a luchar por lo que consideran su segunda casa, frente a una respuesta gubernamental que ha venido siendo la misma desde hace un año: “No hay presupuesto”.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE