Se cumplen 24 años del fallido Golpe de Estado del 4F [+Video]

4febreroversionfinal

El martes 4 de febrero de 1992 un grupo de militares ejecutó un intentó de Golpe de Estado en Venezuela contra el entonces presidente constitucional Carlos Andrés Pérez.

La intentona golpista no logró sus objetivos y los rebeldes se rindieron. Entre los oficiales sublevados que comandaron esta maniobra se encontraban, principalmente, cuatro tenientes coroneles Ejército de Venezuela : el fallecido presidente de Venezuela, Hugo Chávez, el actual gobernador del estado Zulia, Francisco Arias Cárdenas, Yoel Acosta Chirinos y Jesús Urdaneta.

Este evento transformó radicalmente la vida política venezolana, introduciendo nuevos actores en la escena: de estos cuatro protagonistas, el primero fue el fallecido presidente de la República, Hugo Rafael Chávez Frías. 

Todos los participantes en esta acción fueron llevados a prisión por su actuación en el hecho, siendo su causa posteriormente sobreseída y puestos en libertad dos años después, durante la presidencia de Rafael Caldera. 

El la intentona golpista participaron 14 mayores, 54 capitanes, 67 subtenientes, 65 suboficiales, 101 sargentos de tropa y 2.056 soldados alistados. Los participantes, pertenecientes a 10 batallones, formaban parte de las guarniciones militares de los estados Aragua , Carabobo, Miranda, Zulia y el Distrito Federal, y fueron dirigidos por los jóvenes oficiales encabezados por Hugo Chávez y Francisco Arias Cárdenas, así como también Yoel Acosta Chirinos, Jesús Urdaneta y Miguel Ortiz Contreras. Este grupo formaba parte de una organización conocida como Movimiento Bolivariano Revolucionario 200 (MBR-200), con una ideología política comunista y revolucionaria, mezclados con el pensamiento de Simón Bolívar.

Golpe de Estado

La movilización militar se inició el 4 de febrero, cuando el presidente Carlos Andrés Pérez regresaba del Foro Económico Mundial de Davos, en Suiza.

El asalto al Palacio presidencial se inició a las 12 de la medianoche. Al mismo tiempo militares al mando de Miguel Rodríguez Torres asaltaron la residencia presidencial (La Casona) y otras importantes ciudades del país. Los enfrentamientos fueron intensos en algunos casos.

Fracasado el intento de toma de Caracas, los insurgentes se rindieron luego que las guarniciones del interior del país fueran recuperadas por las fuerzas del gobierno constitucional.

Hugo Chávez fue detenido y privado de su libertad por fuerzas de seguridad de la DISIP, aunque poco antes se le dio la oportunidad de dirigirse al país en una alocución transmitida ante los medios de comunicación, en donde asumía la responsabilidad del alzamiento y ordenaba a los insurgentes que aún luchaban en Aragua y Valencia que se rindieran para evitar mayores derramamientos de sangre, a la vez que pedía a sus partidarios deponer las armas.