Maracaibo, Venezuela -

Ciudad

Revendedores cobran hasta 15 millones de bolívares por una bolsa para donar sangre

El insumo de recolección del líquido sanguíneo tiene más de un mes sin llegar al Sahum. La Sociedad Venezolana de Hematología denunció que el déficit de insumos y reactivos en los Bancos de Sangre se agudizó desde el último semestre de 2017

viernes 23/03/2018
4:45 PM
  • Enmillyn Araujo

  • @versionfinal

  • Archivo: Carmen Hernández

Hace más de un mes que el Banco de Sangre del Servicio Autónomo del Hospital Universitario de Maracaibo (Sahum) no recibe donantes por la escasez de bolsas para recolectar el componente sanguíneo.

Los pacientes y voluntarios eran referidos al Instituto Hematológico de Occidente Banco de Sangre Zulia, ubicado en los alrededores de la Maternidad Castillo Plaza, hasta el jueves. También se agotó el material de donación.

“No hay bolsas para almacenar la sangre. Después de Semana Santa llegan”, afirmaron este viernes las enfermeras, cuando los donantes asistieron a la unidad central de hematología en la región para ofrecer su ayuda.

La  desesperación por la falta del insumo arrastra a los familiares y enfermos a las garras de los revendedores. Quienes poseen el material médico que solo es suministrado a los centros asistenciales públicos por el Gobierno, a través del Ministerio de Salud.

Los parientes pagan hasta entre 3 y 15 millones de bolívares a los especuladores por el producto que contiene anticoagulante -para conservar la sangre donada en buen estado-, y que en el peor de los casos, caducó.

 “Hace tres días vino una señora que canceló 15 millones por una bolsa de donación, pero el producto estaba vencido. La mujer se puso a llorar cuando le informaron que existía la probabilidad de que no se pudiera usar”, aseveró un enfermero que pidió el anonimato.

Al pasar su fecha de vigencia la sustancia transparente se torna amarillenta. “Después de vencido el insumo puede durar hasta un mes, pero debe ser sometido a una prueba para garantizar su efectividad”, detalló el profesional de la salud.

La ausencia de reactivos para descartar la presencia de enfermedades y los sueros hemoclasificadores del grupo sanguíneo retrasa la transfusión de pacientes que requieren el líquido con glóbulos rojos.

A través de un comunicado, la Sociedad Venezolana de Hematología (SVH) alertó en enero que los bancos de sangre del país presentan fallas en la recepción de reactivos en insumos desde el último semestre de 2017; imposibilitando que  los pacientes sean transfundidos de forma segura y oportuna.

Maribel Meléndez, secretaria de la SVH, expresó que el déficit de reactivos para serología persiste. “No se reciben todos los marcadores necesarios para el tamizaje serológico. En algunos hospitales pueden faltar dos o tres de los reactivos. Aproximadamente el  40 % de las instituciones no tiene algunos de los marcadores”, detalló en contacto con Versión Final.

Mercado negro

Meléndez denunció la presencia de personas que se aprovechan de la crisis existente en los Bancos de Sangre para vender el compuesto sanguíneo.

 “Lamentablemente el comercio inescrupuloso de sangre está ocurriendo en los hospitales. Estamos recibiendo reportes de esta actividad desde finales del año pasado,  pero  las víctimas no lo denuncian ante las autoridades o sencillamente prefieren dejarlo  pasar”, aseveró la representante de la organización hematológica.

Ana Rosa Ruiz, presidenta de la Sociedad Venezolana de Enfermería en Hemoterapia (Sovehem), indicó que “los familiares compran las bolsas de sangre a los revendedores por desesperación, pero los hemoterapistas se niegan a transfundir esta sangre porque desconocen su procedencia”.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE