Reaparecen casos de Guillain-Barré

La noche del lunes 15 de mayo Xiomara Godoy no sentía sus piernas, decía que estaba muy débil. Para descartar deficiencias cardíacas, en la tarde acudió al consultorio particular de su cardiólogo; quien, al escuchar los síntomas, diagnosticó que la afección que presentaba Godoy era producto del Guillain-Barré.

En el Hospital Coromoto de Maracaibo confirmaron el diagnóstico. Según Dorys Godoy, hermana de Xiomara, una médico internista del referido centro de salud le realizó los estudios que determinaron que padecía de la enfermedad que ataca por error parte del sistema nervioso.

En seguida la remitieron al Hospital General del Sur y desde entonces se encuentra en la sala de shock.

Cuadro agravante

Desde el pasado 9 de mayo los síntomas de la varicela golpearon la salud de Godoy. La mujer es hipertensa.

El neurólogo Héctor de la Hoz, especialista en la materia, recordó que desde noviembre de 2015 y hasta marzo de 2016 se desató en la región zuliana una epidemia de Guillain-Barré relacionada con el virus de zika.

Explicó que quienes contrajeron esta enfermedad fue porque el Guillain-Barré parte de un proceso infeccioso.

“Es un síndrome porque lo puede producir varias enfermedades infecciosas, como respiratorias o gastrointestinales; por esto no se puede erradicar”, comentó.

Según estadísticas del galeno, se pueden presentar hasta cinco casos de esta afección al año. Entre finales de 2015 y el primer trimestre de 2016 el médico atendió 23 casos de GuillainBarré en su consultorio.

El tratamiento

De acuerdo con De la Hoz, la fisioterapia ayuda a recuperar los músculos que se deterioran a raíz del GuillainBarré. Otros pacientes pueden requerir plasmaféresis (método con el cual se extrae la sangre del cuerpo para limpiarla) o inmunoglobulina.

Según De la Hoz, Xiomara pudo contraer el Guillain-Barré porque al padecer lechina el virus del herpes generó en ella una infección que desencadenó el cuadro del síndrome de Guillain-Barré.

El especialista en Neurología afirma que no es necesario hospitalizar a la mayoría de pacientes que presentan Guillain-Barré. “Dependiendo de la intensidad, y de si se paralizan sus músculos, sí se les hospitaliza”, detalla.

Síntomas

El neurólogo explica que la mayoría de los casos inician con la paralización de los músculos inferiores y que la detención es ascendente. “El paciente refiere que tiene menos fuerzas para caminar, continúa con sus miembros superiores, con parálisis facial bilateral y luego disminución de los reflejos; pero ni la sensibilidad ni los esfínteres se afectan”.

Sin embargo, es frecuente que los síntomas sean atípicos, es decir, que el malestar comience en la cara, en lugar de los miembros inferiores.