Maracaibo, Venezuela -

Ciudad

Polimaracaibo incauta 4,5 toneladas de desechos plásticos y hospitalarios

En el operativo se detectó la incorporación de materiales peligrosos de tipo tóxico biológico-infeccioso, que pueden poner en riesgo la vida de muchas personas dentro y fuera del país

viernes 31/08/2018
5:21 PM
  • Nota de prensa

  • @VersionFinal

  • Cortesía

La entrada en vigencia del decreto 029, sobre el Manejo y Gestión de los Residuos Sólidos Generados en Maracaibo, no solo pone al reciclaje como alternativa central para el control de la basura en la ciudad, sino que también establece que la acumulación de basura, su clasificación y destino final solo deben ser manejados por la municipalidad y sus dependencias, para evitar percances por el manejo inadecuado de la basura.

El director general de Seguridad Ciudadana de la Alcaldía Bolivariana de Maracaibo, César Garrido, afirmó que en cumplimiento a la nueva reglamentación, la Policía Municipal de Maracaibo (Polimaracaibo) incautó 4,5 toneladas de desechos plásticos, que violentaban los protocolos establecidos para el reciclaje de residuos sólidos no peligrosos en la ciudad.

“Estamos asumiendo la gestión integral de los residuos sólidos en Maracaibo. Es tarea de la municipalidad proteger la salud de la población y garantizar un ambiente sano. Sin embargo, el tema de la basura está cruzado por una variable que toca muy de cerca la seguridad ciudadana, debido a que no solo mafias controlan las zonas de transferencia para comerciar de manera irregular el destino de los desechos reciclables”, acotó.

Garrido indicó que en este operativo se detectó la incorporación de materiales peligrosos de tipo tóxico biológico-infeccioso, que pueden poner en riesgo la vida de muchas personas dentro y fuera del país.

“Sin ningún tipo de precaución, las empresas Reciven, ubicada en la parroquia Cacique Mara y otra de nombre desconocido, precisada en el sector Puntica de Piedra, parroquia Coquivacoa, recolectaban desechos plásticos provenientes del sistema hospitalario e industrial, expuestos a bacterias, patógenos y a otros tóxicos altamente peligrosos, que eran incorporados como materia prima sin ningún control sanitario o industrial”, detalló Garrido.

Destacó que guantes quirúrgicos, sondas, sacos sanguíneos o envases expuestos al plomo y a metales pesados eran pulverizados en procesos básicos preindustriales y llevados al mercado nacional o internacional como materia prima PET (tereftalato de polietileno), poniendo en riesgo vidas humanas.

El director municipal detalló que “los desechos de estas recicladoras fueron puestos a la orden del Ministerio Público y de las autoridades ambientales, para la realización de las investigaciones correspondientes. Esta decisión, que se realiza para el fortalecimiento de la gestión municipal, cuenta con el apoyo y participación de las comunidades afectadas”.

El jefe policial recordó que durante las inspecciones efectuadas a las recicladoras, fueron detectados niños en condición de explotación y personas con discapacidad, sometidas a jornadas laborales sobre las ocho horas y sin cumplírseles con los beneficios contractuales establecidos en la Ley del Trabajo.

“Los niños, mujeres y ancianos que trabajan para las recicladoras no cuentan con las mínimas normas de seguridad ocupacional. Además mantienen contacto sin protección con residuos contaminados, espacios confinados que obligan la inhalación del residuo del PET, lo que representan muestras de condiciones antihigiénicas e infrahumanas. En su mayoría eran de orígenes muy humildes y otros con situación de calle”, apuntó Garrido.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE