Maracaibo, Venezuela -

Ciudad

Piden asignación de casas de la GMVV

El urbanismo Villa Urdaneta, en La Cañada, tiene 5 años en construcción y 2 de estos en abandono. La obra se quedó sin inversión

Miércoles 13/09/2017
1:47 AM
  • Paola Cordero

  • @VersionFinal

  • Iván Ocando

Entre dos años y dos meses llevan 32 familias habitando ilegalmente, las viviendas de Villa Urdaneta, en La Cañada de Urdaneta. El urbanismo es de la Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV), pero hace poco más de dos años la construcción está abandonada.

En vista del tiempo que el lugar estuvo solo, prestándose para actos delictivos, varios grupos familiares decidieron habitarlo.

Estamos aquí porque lo necesitamos. No tenemos donde vivir. Hay ancianos solos y madres con sus niños”, comenta Yusleidys Hernández, quien desde hace tres meses ocupa uno de los apartamentos sin culminar, junto a su esposo y cuatro hijos.

Las viviendas no están adjudicadas a ningún beneficiario hasta los momentos, pero un coordinador social de la GMVV sostiene una reunión con las familias, en la que les solicita el desalojo, puesto que ahora sí procederán con la obra.

Seis familias de las 32, serán ubicadas temporalmente en un refugio, porque no tienen a donde ir. El resto debe buscar un lugar, mientras se decide a quién le otorgarán las viviendas.

No se quieren ir

A pesar del acuerdo de desalojo, los habitantes se encargan de vigilar las viviendas. Piden que les sean otorgadas en vista de que no tienen dónde vivir.

“Nos prometieron que si desalojábamos, luego vendrían a hacer un censo y evaluar nuestras necesidades para ver si nos otorgaban la casa, pero nos da miedo que luego que nos salgamos nos quedemos en la calle”, señala Hernández.

Grandes cantidades de materiales que estaban guardados en la construcción fueron robados, lo que ha paralizado por estos años la obra. Esta es la cuarta vez que el urbanismo es invadido, pero son desalojados bajo la promesa de gestionar el otorgamiento.

De aquí ya me sacaron una vez y me dijeron lo mismo. Tenemos fe que esta vez sí nos cumplan, la primera vez no fue así, nos sacaron y nos regresamos”, relata Maryolis González, embarazada de ocho meses y madre de otro pequeño de un año y seis meses.

Les falta todo

Los apartamentos están inhabitables. No están culminados. No tienen friso, ni el piso de cerámica; en algunos no se han instalado ni siquiera las ventanas.

Hay apartamentos incluso que les falta la mitad del techo, paredes y el sistema eléctrico. A pesar de las condiciones, las 32 familias claman por la adjudicación, para no tener que dormir en la calle.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE