Maracaibo, Venezuela -

Ciudad

Pensionados buscan efectivo para comprar más barato

Los abuelos luchan contra el inclemente sol o lluvia, con el objetivo de obtener el papel moneda

domingo 26/11/2017
12:48 PM
  • Enmillyn Araujo

  • @versionfinal

  • Fernando Chirinos // Staff Versión Final

Cada mes los pensionados amanecen en las puertas de las diversas sucursales bancarias de Maracaibo, San Francisco, Ciudad Ojeda y Cabimas para retirar su dinero sin éxito.

Viven horas de privación de sueño, alimentos e hidratación para asegurar un puesto en la cola, realizada a las afueras de las entidades financieras.

Se desesperan y trancan calles; exigiendo una respuesta. Se desmayan a causa de los intensos calores que bajan los niveles de su presión arterial o por no haber ingerido un bocado de alimentos en varias horas.

Muchos abuelos llegan sin acompañantes y regresan a sus hogares con miedo de ser víctimas del hampa. Recorren hasta tres sucursales bancarias en un intento por adquirir el dinero.

Otros mueren a causa de la desidia. La soledad es solo un factor que entristece el alma, pero la ignorancia, la burla y el irrespeto a la humanidad, socavan nuestra sociedad. Quienes fallecen, encuentran el camino hacia la paz. Dejan de sufrir.

El poder del efectivo

Las personas de la tercera edad economizan unos bolívares al pagar sus alimentos con efectivo. Ante la escasez de medicinas en las farmacias, algunos solo encuentran sus remedios en los puestos ambulantes de la ciudad.

Resulta más económico comprar con efectivo, porque en los establecimientos con punto te venden los productos a precios excesivos”, denuncia Ramón Núñez, de 65 años.

En Las Pulgas o en La Curva de Molina, un kilo de harina de maíz cuesta entre 17 y 22 mil bolívares, dependiendo de la marca, el kilo de pasta cuesta 30 mil y el kilo de arroz en Bs. 18 mil.

Pagando con el papel moneda, los pensionados ahorran entre Bs. 10 y 20 mil bolívares por cada rubro.

Algunos “viejitos” tienen más de 13 días intentando retirar los 284.011 bolívares, correspondientes a la pensión de diciembre. Hay quienes tienen meses sin recibir el dinero porque la remesa es insuficiente o la plataforma del banco colapsa.

Me cansé de ir al Banco Bicentenario para cobrar la pensión y no recibirla. Transferí el dinero a mi hija y ella comprará lo que alcance”, señaló Juan Ríos.

Sin tarjeta

Un gran número de los beneficiarios recientes del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS) no cuentan con una tarjeta de débito. El banco no se las otorga por la falta de material o plástico. Acudir a la institución es su única opción para obtener su pago mensual, a pesar que sea una calamidad para los adultos mayores.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE