Maracaibo, Venezuela -

Ciudad

Padres alertan cierre de la Unidad Oncológica Infantil del HUM

Se oponen a la idea de que sus hijos sean tratados en otro sitio

sábado 10/03/2018
8:35 PM

No me quiero ir, esta es mi segunda casa“, expresó el niño José Díaz -nombre ficticio- al enterarse que la Unidad de Oncología Pediátrica del Hospital Universitario de Maracaibo (HUM) está al borde de un posible cierre.

Acompañado de su mamá, el pequeño de 10 años, manifestó que su salud se encuentra en riesgo ante la inminente medida que puede afectar el tratamiento que recibe contra el cáncer.

Así como él, otros 40 pequeños están en presencia de un traslado arbitrario al Hospital de Especialidades Pediátricas (HEP).

“Preferiría quedarme, porque al nosotros los niños estar aquí nos han independizado mucho y es una posibilidad que tenemos muy cerca”, dijo esperanzado de que las cosas cambien.

Padres se oponen al cierre

Unidos por una misma causa, representantes de los niños que reciben tratamiento en el servicio de oncología dirigieron una carta al director del HUM, Aulo Ortigoza, esperando que la decisión sea reconsiderada.

Según reseña un extracto del documento que fue entregado el viernes, los padres fijaron posición con respecto a la medida por considerar que no existen motivos de fuerza que hagan necesario un traslado de la unidad.

“Quisiéramos exponer nuestro rotundo desacuerdo ante el cierre de la Unidad de Oncología Pediátrica, lo cual consideramos es una decisión con débil fundamento y justificación, sin mencionar la falta de sentido de empatía que constituye para nuestros hijos, su tratamiento, su seguridad y sus esperanzas de vida”.

El traslado implica, en palabras de una representante que no quiso ser identificada, tener que enfrentar una serie de dificultades para poder llevar a cabo los tratamientos de los infantes como lo es el transporte, ausencia de insumos, asistencia médica y cualquier otro tipo de vicisitud que se pueda presentar.

“No estoy de acuerdo con el cierre porque primero el transporte (….) Aquí (en el HUM) nos queda muy cerca la fundación. Mucha veces no tenemos para los pasajes y nos vamos a pie con los pacientes hasta la fundación”, explicó.

“Aquí ya los médicos saben los casos”, aseveró la mujer en referencia a que el cierre de la unidad y posterior traslado de los niños significa volver a comenzar con historias nuevas.

“Ya estamos aquí, somos de aquí, cualquier cosa que necesitemos llegamos aquí. Allá no vamos a tener esa misma confianza porque los médicos no se van a trasladar”, sostuvo.

Otra representante, que se mostró renuente al traslado de la unidad, agregó: “No me gustaría que lo cerraran porque ya nosotros tenemos tantos años aquí que irnos para otro lado es difícil”.

Condiciones desfavorables

El Hospital Universitario de Maracaibo es para los padres y estos niños la mejor alternativa. La unidad ha funcionado por casi 30 años en este centro de salud y cuenta con todos los servicios y especialidades a la mano.

“Nosotros aquí tenemos la posibilidad y los servicios necesarios, tenemos todas las habilidades que necesitamos; aquí nos dan las fuerzas y los medicamentos para seguir adelante“, declaró el pequeño de 10 años al ser preguntado sobre cómo se sentía en lo que califica como su segunda casa.

“Si tú tienes una emergencia en un minuto te revisan y te pueden hacer sentir mejor (…) Si fuera por mi opinión prefiero quedarme (…) El apoyo que hay unos con otros, el apoyo de los doctores para hacer felices a los niños, incluyendo las enfermeras”, destacó.

Y es que la experiencia del niño en el Hospital de Especialidades Pediátricas no fue la más gratificante. “Allá te dejan hospitalizado dos o tres días y en vez de sanarte, te puedes empeorar porque no están los servicios requeridos”.

Por eso, indicó que “hay muy pocas cosas buenas que nos puedan ayudar a los niños a ejercer un legado de sanación allá, porque no hay casi medicamentos ni voluntad como hay aquí”.

Los padres reclaman su derecho a mantener abierta la unidad en el HUM. Dicen que el HEP no es conveniente por estar ubicado en una zona peligrosa y sin acceso al transporte público.

De igual forma, alegan que el sitio no cuenta con los equipos y el personal médico para atender cualquier incidencia que se pueda presentar con los pacientes.

A esto, agregan la cantidad de niños que reciben servicios allá. “Ellos están apurados con los niños que tienen y van a llevar todas estas cargas para allá. No va a hacer la misma atención, ni para ellos, ni para los niños de aquí”, dijo una de las madres que espera que la situación se normalice.

Los padres aguardan esperanzados a que las autoridades cambien de opinión y puedan seguir recibiendo el servicio de Oncología Pediátrica en las instalaciones de Hospital Universitario de Maracaibo.

 

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE