Maracaibo, Venezuela -

Ciudad

Medicinas pediátricas ahogan el salario mínimo

Un antibiótico cuesta hasta 4 millones de bolívares. Los expectorantes también aumentaron.

lunes 07/05/2018
2:50 AM
  • Silanny Pulgar

  • @Versionfinal

  • José Guerrero

Ana Mendoza espera su turno en el mostrador de una farmacia ubicada en la avenida La Limpia. Pasó la noche en vela con su hijo de cinco años, que tosió toda la madrugada, y con récipe en mano espera poder comprar el medicamento recetado por el doctor. Sus alarmas se dispararon cuando el farmaceuta soltó sin piedad el precio del expectorante: dos millones 650 mil bolívares.

Lo que sobrepasa el sueldo mínimo. La ama de casa de 28 años sacudió  la cabeza, incrédula ante el costo del jarabe. “Yo sabía que los precios de los medicamentos están altos, pero esto es una exageración”, dijo la mujer cuyo único ingreso mensual es de dos millones 555 mil bolívares, el sueldo mínimo percibido por su esposo.

El costo de las medicinas pediátricas se elevó de forma exorbitante en los últimos días en Maracaibo. Quienes recorren las farmacias en busca de medicinas salen en ocasiones sin poder obtener el remedio, pues los altos precios anulan sus posibilidades de comprar, al menos uno de los medicamentos que están en el récipe.

“Yo salí hoy a buscar Amoxicilina para mi nieta de ocho años y la conseguí en 3 millones 400 mil bolívares. Además de eso tenía que comprar Enterogermina y también estaba muy cara. No me alcanzó el dinero ni siquiera para uno solo de los medicamentos”, expresó Erasmo Viloria, de 67 años.

Elisabeth Salinas, farmacéutica con 15 años de experiencia en el ramo laboral, explicó que hay medicamentos nacionales que han sufrido un alza de entre 100 y 120 por ciento y de hasta 1.000 por ciento los internacionales.

Enmanuel Parra, encargado desde hace tres años de una de las sedes de una conocida cadena de farmacias, concuerda con Salinas. El gerente informó que el aumento en los últimos años ha sido sorprendente. “Sobre todo en el último año se ha puesto todo muy duro. Ya manejamos una lista de nuevos precios en medicinas que van a llegar esta semana y es algo sorprendente”.

Los antibióticos, antitusivos, anticonvulsivos y antialérgicos son los que lideran la lista de productos más costosos.

Parra explicó que además cada vez son menos los productos nacionales que llegan y que se ven obligados a adquirir medicinas procedentes de Colombia, que son aún más costosas.

En un recorrido realizado por Versión Final a algunas farmacias de la ciudad, se pudo constatar el precio de la Amoxicilina entre 2.900 mil y 3.400 mil bolívares. Los jarabes para la tos, que en enero pasado oscilaban entre 120 y 150 mil bolívares, adornan las vidrieras de las farmacias con un costo de hasta en 3 millones de bolívares.

 “Culpa del gobierno”                                                                                                         

Dianela Parra, presidenta del Colegio de Médicos del Estado Zulia, aseguró que esta situación se viene acentuando desde hace casi tres años, cuando el Presidente Nicolás Maduro dejó de cancelar la deuda con los laboratorios del país, encargados de crear las fórmulas.

“Los laboratorios se ven en la obligación de traer los medicamentos desde el exterior a precio de dólar negro. Eso eleva demasiado los costos. Con el ritmo que tiene el dólar en el país, cuando el proveedor va a obtener de nuevo el medicamento, este le cuesta mucho más y debe hacer una inversión mucho mayor”.

Retomar el pago a los laboratorios nacionales es, según la especialista, una de las salidas. “El gobierno tiene en sus manos la llave para resolver esta situación. Debe utilizar los dólares para pagar a los laboratorios y abrir el canal humanitario para que las personas reciban los medicamentos. La ausencia y el alto costo de las medicinas es responsabilidad absoluta del gobierno de Nicolás Maduro”.

Los precios elevados no son materia exclusiva de las medicinas pediátricas. Antihipertensivos, antiinflamatorios y hasta analgésicos preescritos para adultos, sufrieron un alza alarmante que genera preocupación en los zulianos, que en medio de la crisis a veces sólo pueden costear los gastos de la comida diaria.

 

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE