Maracaibo, Venezuela -

Ciudad

Mafias de la reventa controlan quimioterapias

domingo 19/02/2017
3:04 PM
  • Isabel Cristina Morán |

  • @versionfinal

  • Archivo

Es en el callejón más angosto, oscuro y concurrido del mercado popular Las Pulgas donde están los medicamentos que en ninguna farmacia de esta ciudad se hallan. Marisela Villasmil fue, pero no regresó con las tres cajas de Emthexate que buscaba.

El Emthexate es un fármaco que trata leucemias linfoblásticas agudas en niños, carcinomas y tumoraciones. Tres patologías a las que también pueden referirse llamándolas con una palabra: cáncer. Vaya que ha bregado Marisela. Las necesita para su sobrina. Urgente. Y nada.

Cuando hay cáncer, se teje una red de solidaridad comandada por familia, amigos y conocidos de conocidos. De esa manera han llegado las madres de la Sociedad de Padres del Área de Oncología de la Fundación Hospital Especialidades Pediátricas a la Asociación de Enfermos de Cáncer en Bogotá.

testimonialesversionfinal

Marisela se sienta frente a su computadora. Apura la conexión a Internet para intercambiar correos con la cuenta [email protected]: —Saludos. Mi nombre es Marisela Villasmil, y soy de Maracaibo, Venezuela. Les escribo porque mi sobrina está enferma de cáncer y un conocido me habló de esta organización, pues ha comprado quimioterapias y otros medicamentos que ustedes han enviado desde Bogotá hasta Maicao. Y allí los buscan los clientes. Quisiera saber cuál es el procedimiento administrativo que debo seguir. Agradecida de antemano.

Pocos minutos después, recibe la respuesta:

—En nombre de Asociación Colombiana de Enfermos de Cáncer y su Banco Nacional de Medicamentos, informamos los antineoplásicos disponibles, así como sus precios. Solo hace falta un informe médico, receta y una copia de la transacción en pesos colombianos. Hasta ahí el correo. Por ahora. En Las Pulgas sí había Emthexate. Una caja de 10 píldoras por 10 mil bolívares. El vendedor solo tenía cuatro cajas; un amigo podía hallar cinco más. Justo lo que requiere la sobrina de Marisela.

El costo legal es de 310 bolívares en la Fundación Badan, una organización sin fines de lucro que vende medicamentos de altos costos hace 38 años. Por eso Marisela Villasmil no lo compró en Las Pulgas. Demasiado dinero. Dinero que no tiene. Pero en Badan tampoco está disponible. La brega sigue.

medicamentosversionfinal

 

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE