Maracaibo, Venezuela -

Ciudad

LUZ debe recuperar el liderazgo perdido

lunes 30/05/2016
4:22 AM
  • Joanna Perdomo/ Foto: Javier Plaza

  • @versionfinal

  • Archivo

La Universidad del Zulia (LUZ) ya no representa lo mismo de hace 30 años. El deterioro de la infraestructura, fuga de talentos, bajos sueldos para obreros, empleados administrativos y profesores universitarios; inseguridad, escasez de unidades para el transporte de los estudiantes, son algunas de las aristas que se suman a la crisis de LUZ.

Para el profesor y director de la cátedra libre de Responsabilidad Social Universitaria, César Ramos, el caos en el que está sumergida la Universidad no es solo culpa del desinterés del Gobierno nacional, sino también de la mala administración de las autoridades actuales del alma máter.

LUZ es solo el ejemplo regional de lo que ocurre en 18 universidades públicas asociadas a la Federación de Profesores Universitarios de Venezuela (Fapuv). Las exigencias para aprobar una contratación colectiva que contemple mejoras salariales para los trabajadores universitarios continúan. Protestas y paros se han convertido en el día a día del personal obrero, administrativo, docente y estudiantes.

El docente recordó durante una entrevista con Versión Final que debido a las decisiones del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) el proceso de elección de nuevas autoridades en LUZ, cumple ya tres años vencido. “En julio, las autoridades tendrán ocho años en sus cargos cuando solo debían permanecer por cuatro”.

El cansancio de los representantes en la máxima casa de estudios queda evidenciado en la falta de proyectos innovadores para enfrentar la crisis. “Quienes vayan a dirigir la Universidad tienen que ser individuos verdaderamente creativos que consigan alianzas con el sector externo, para permitir que la universidad emerja como una casa de conocimiento, capaz de satisfacer las demandas de la sociedad”, aseguró el exdecano de la Facultad de Veterinaria.

El director de la cátedra libre de Responsabilidad Social Universitaria recomendó aprovechar las fortalezas y capacidades de la universidad para minimizar la dependencia presupuestaria del Gobierno nacional.

Reclamos y protestas

Los gremios universitarios han librado una lucha incesante por conseguir recursos para mantener la educación superior a flote, por lograr salarios dignos para los trabajadores y tratar que las casas de estudios no se derrumben ante la crisis socioeconó- mica en el país. Pero el Gobierno no se inmuta. Las decisiones del Ejecutivo nacional no han hecho más que ahorcar a las universidades nacionales y dejarlas en un estado de extrema destrucción.

El profesor César Ramos explicó que más allá de los problemas obvios como el aumento salarial a los profesores universitarios, resulta imprescindible estudiar a profundidad la crisis por la que atraviesa el alma máter.

“Así el Gobierno aumente al 100 % los salarios de los profesores –meta claramente imposible no tendría gran impacto, porque ya la inflación deterioró por completo el poder adquisitivo de los sueldos. Además, los problemas de fondo de la universidad no se van a resolver con aumentos salariares insuficientes”.

Ramos aplaude la organización de las autoridades y los gremios universitarios para las protestas por un aumento salarial. Al mismo tiempo pide a los participantes tomar una perspectiva distinta para denunciar.

“Les hago un cordial y respetuoso llamado a los líderes gremiales de la universidad, tenemos que aliarnos con el resto de la sociedad civil; es decir, buscar a los colegios institucionales, asociaciones políticas, medios de comunicación, sindicatos y organizaciones civiles; debemos formar una fuerza íntegra para devolverle al país la democracia que merece. Solo de esta manera seremos exitosos”, acotó el profesor y director de la cátedra de Responsabilidad Social Universitaria.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE