Maracaibo, Venezuela -

Ciudad

Lee aquí las cartas para esa persona especial enviadas a “Una carta para vos”

Domingo 14/02/2016
6:16 AM
  • Redacción Versión Final

  • @versionfinal

  • Archivo

¡Feliz día! Queremos agradecer a todos esos lectores que enviaron su carta para esa persona especial. Recibimos 60 cartas en total. Por espacio, no pudimos publicarlas todas es nuestra edición impresa, pero por su importancia aquí puedes conseguirlas en la edición online.

Recibimos desde poemas hasta frases que hacen suspirar a cualquier. La creatividad se desbordó en cada espacio, a través de las palabras. Cada gesto romántico o detalle es valorado por esa persona especial.

Gracias por tu tiempo para participar en “Una carta para vos” y dejarnos ser tu cómplice el 14 de febrero. ¡Te deseamos un bello día!

Aquí algunas de las cartas para ese ser que te hace sonreír: 

Esta carta va para alguien muy especial que llegó a mi vida. Andrea Pírela, para ti con cariño y amor, una pequeña porción de lo que tengo para ti:

Callan mis palabras para hacerlas estremecer. Bajo las cuerdas de mi vieja guitarra, entono una lirica anhelando un sonido,  porque no hay prosa en mis labios, sino pensamientos al crisol de tu corazón y el mío. Habla mi voz de ese silencio. Echo a andar mis dedos al vibrar de las cuerdas con mil palabras en mis manos, decir que te amo y que te extraño; hacerte saber que me aparto de lo que tanto me apasiona para hacerte feliz. Mi voz se quebranta porque no es fácil lo que digo, solo los dos entendemos ese secreto. Nadie entiende y nadie lo entenderá. Tan íntimo es nuestro destino, toda mi vida te la doy, bajo cualquier sacrificio. Aquí estoy con mi noble corazón. Tan fácil es decir las cosas del corazón, pero qué complicado es enamorarse aún con limitación. Y callan mis palabras para hacerlas estremecer, porque no hay poema, tan solo mi presencia de caballero, que te ama y busca razones para llenarte de pasión.

Ezequiel Reyes.

____________________

Linda.

Para mi eterno y siempre recordado e inolvidable AMOR… Te deseo lo mejor para ti y quiero que sepas que fuiste lo mejor que me ha pasado en mi vida. TE AMO.

Siempre tuyo, José Luis.

____________________

En la vida no hay que morir por el otro.
Si no más bien vivir para estar juntos.
Te amo y te quiero. Gracias por brindarme tu amor, tu respeto y tu invaluable compañía.
Lorena Acosta y Freddy Pitre.

_____________________

Te amo, Yesica, por todas las cosas bonitas y feas que hemos pasado juntos. Pido a Dios y a la Chinita que siempre bendigan nuestra relación y que sea para siempre.

Te amo, Yesica Primera.

Amor mío, mi Chichi, te quiero a mi lado para siempre.
Quiero que seamos el ¿TODAVÍA ESTÁN JUNTOS? de los envidiosos.
Quiero ser tu “Nunca había sentido esto por alguien”.
Quiero estar en tus planes, en tus sueños, en tu pensamiento; pero principalmente en tu corazón.
Quiero estar junto a ti en las buenas y en las malas, en la tormenta y en la calma, con música o en silencio, en victorias o derrotas; pero siempre junto a ti.
Eres todo lo que le faltaba a mi vida para ser feliz. Te amo, mi Chichi. Gracias por ser como eres y aguantar mi mal genio.

Atentamente, tu Puchunguito.

______________________

Querida, Mariale.

Te he escrito algo, ya que cada vez que abro la boca algo estúpido sale, y las palabras no expresan lo que quiero expresar, es más ni siquiera la mitad de lo que quiero expresar con ellas.

He estado pensando en nosotros. Nuestra historia.

¿Cómo demonios la resumo?

¿Ha sido perfecta?

Para nada.

Cualquier historia centrada en mí siempre será poco menos que un completo y rutilante desastre.

Pero hay algo de lo que estoy seguro.

Nuestro tiempo bajo la luna en nuestro banco ha sido de una total y absoluta belleza.

Las pesadillas, las resacas, los conflictos y las discusiones, la reluciente y esplendida demencia de esta ciudad nuestra, en la que durante años me he despertado, me he equivocado, he dicho que lo sentía, me he desmayado y lo vuelto a repetir todo de nuevo.

Como escritor, no me agradan los finales felices.

El chico consigue a la chica.

Ella lo salva de él mismo, de desvanecerse a la oscuridad.

Como un hombre que ama a una mujer, me doy cuenta que no existe tal cosa.

No hay salida de sol.

Solo existe el ahora y estamos nosotros dos, lo que puede ser aterrador a veces.

Pero si cierras los ojos y escuchas el susurro de tu corazón, si, simplemente lo sigues y no te rindes jamás, no importa cuántas veces lo malinterpretes, hasta que el principio y el final se difuminen convirtiéndose en un “hasta que volvamos a encontrarnos”.

Y eso es todo.

No sé cómo terminarla…

Porque no ha acabado.

Nunca acabara mientras existas tú, exista yo, y haya esperanza.

Edwin David Antúnez.

____________________

 

Cada una de las partes de mi cuerpo se encuentran en una discusión, mis dos grandes motores discuten entre sí; mi corazón te ama, te ama de una manera a la que él llama amar de una manera inexplicable; mi cerebro, mi cerebro te desprecia ,te odia basándose en sus argumentos y cada día trata de que el corazón entre en razón, ¿cómo amar a una persona en su ausencia?, ¿cómo amar a una persona que no muestra interés en estar en tu vida? en la que el valiente corazón responde con entusiasmo, porque con verlo, con escucharlo, con tan solo pensarlo me hace suspirar despierta de las más guardadas emociones y revive sentimientos que se creían perdidos, ya casi muertos; interrumpen los ojos, unas lágrimas salen de ellos.

No pienses que estas lágrimas es por lo dulce de tus palabras, corazón, es de dolor, de sufrimiento porque cada vez que lo aceptas nosotros salimos perdiendo es más el sufrimiento que él nos da. Nosotros nos unimos al cerebro, a él hay que sacarlo de nuestra vida y olvidarlo, exclama la piel ¡sácalo de nuestra vida!, ¡olvídalo! Pero ¿Cómo podré olvidar sus caricias que me han echo erizar por completo como ningunas otras caricias? Con rapidez opinan los labios, yo no quiero sentir otros labios ni otros besos que no sean los de él. Al discurso se le une la lengua yo he probado esos dulces besos y no quiero a nadie más que venga con besos simples, sin gusto y sin sabor. Acelerado, el corazón, con sus palpitos fuertes, dice: “a él le tenemos que dar un poco de tiempo”. El cerebro, con coraje y voz firme, grita: ¿TIEMPO? ¿Hasta cuándo le daremos tiempo corazón? Hasta que tu piel esté arrugada y nadie quiera acariciarla o hasta que los labios no provoquen ser besados y tu lengua no ha probado el salado de las lágrimas que salen de los ojos y se deslizan por la piel y mueren  en los labios, y tu corazón que dices sentir tanto no ha sentido el sufrimiento que él ocasiona, sufrimiento por el cual se ha llorado una y otra vez, y estoy seguro de que la piel se ha erizado más por este sufrimiento que ocasiona este hombre que por el placer que nos da. Y cuando tú dices que a él hay que darle tiempo, yo más bien te digo sigue perdiendo tu tiempo. El corazón guarda silencio, suspira largo y profundo suspiro aún tratando de olvidarlo. Todo tiene su tiempo, tiempo para amar, tiempo para olvidar. Si el tiempo de él se terminó, volteemos el reloj de arena y denme tiempo a mí para olvidar; pero si en ese tiempo él reflexiona y vuelve, recordemos el tiempo de perdonar, de empezar de nuevo, de estar todos unidos, de  tener y sentir todos un solo sentimiento: el de el AMOR. Y si no vuelve, estaré dispuesta a darme la oportunidad con alguien más, a darme la oportunidad de amar nuevamente y de sentirme amada, porque todos tenemos la necesidad de dar y de recibir AMOR, ese sentimiento tan inexplicable que nos hace sentir tan vivos y que cura instantáneamente toda depresión, ya que el amor es capaz de superar todo obstáculo mientras sea verdadero y sincero.

Ester Gomez. Dirigido a J.A.

_____________

Carta para mi esposo.

Para el hombre que ha hecho estos 17 años de mi vida los 17 años más maravillosos, gracias por estar aquí conmigo en las buenas y en las malas. Nunca olvidaré que debo cuidar, amar y respetar a mi esposo. Tú serás mi fiel  compañero, amante, amigo con el que formé una maravillosa familia, con el que compartiré mi amor, tristezas, enfermedades, viajes, felicidad y todo lo demás. Por todo lo que me has dado, gracias.

Te amo mucho, mi amor, de aquí hasta el infinito y más allá. Verte cada día al despertar, cada mañana me llenas de alegría, pues Dios y la Virgen me premiaron al enviarme al hombre más bondadoso, amoroso, cariñoso del mundo; el mejor hermano, hijo, esposo y padre. Te amamos mucho, nuestro hijo y yo.

Aquel día cuando te vi por primera vez nos enamoramos y fuimos felices. Cuando nació nuestro hijo, y me convertí en madre, la felicidad fue mayor. Gracias por tanto amor y dedicación día día por ser el mejor padre del mundo, ejemplo de admirar y el mejor esposo del universo. Te amo.

Soy muy afortunada de tenerte a mi lado, por tu compañía constante, protegiéndome, tratando de cubrir todas mis necesidades, que no falte nada ni a mí ni a nuestro hijo. Gracias. Te amo. Te agradezco por dejarme entrar en tu corazón y vivir en él, y sobre todo por el amor desinteresado que me das. Sé que estaremos juntos para siempre, porque ambos nos amamos mucho y sé que siempre seremos felices. GRACIAS POR TODO, MI AMOR.

Gislibeth Briceño de Antúnez.

_____________

Bitácora de una conquista

(…Y no se cansan mis labios por mucho que escriba de tus besos, y no se cansan mis ganas de ser feliz…)
Es en este año donde comienza una historia real con miles de fantásticas fantasías, es la hora y la fecha exacta, esa que anuncia el momento donde el futuro se hace presente en el calendario de alguien a quien la vida le sonríe de nuevo. Solo cinco minutos después de aquella hora en que la vi, entendí que todo había acabado o sería el comienzo quizás —¿Cómo podía saberlo?— En realidad nunca supe sino hasta hoy, a casi tres años de haber nacido de nuevo…

El mundo gira siempre alrededor de su propio eje, es el mismo fenómeno de rotación y traslación que cumple la tierra cada año de doce meses, trescientos sesenta y cinco días de veinticuatro horas, cada hora de sesenta minutos y de tres mil seiscientos segundos.
Hay quienes piensan que los meses están más acelerados hoy día, otros contabilizan cada segundo de su existencia y el tiempo les parece no transcurrir. El secreto está en la intensidad con la que algunos vivimos o dejamos de vivir nuestra propia vida, al final nunca tenemos tiempo pero nos encanta desperdiciarlo.
Un mundo normal, con gente normal, días normales, en definitiva; todo aparentemente normal. No había de que preocuparse en ese momento, las cosas marchaban como debían en la víspera de la celebración más tradicional de nosotros los seres humanos, el día de nuestro onomástico.
Mágica y extrañamente no sabemos con exactitud que va a pasar después del ahora, instintivamente transitamos cada momento con naturalidad, pero siempre con una sensación de seguridad plenamente llena de inseguridades.
Pasadas ya las ocho de la noche del día dos de diciembre y aun me encuentro esperando la llamada que haría ciertas mis sospechas de que todo seguía – como ya saben – normal.
No hay mucha conmoción de los presentes pero si mucha expectativa, a decir verdad pocas personas se encontraban allí en el preciso momento cuando el teléfono sonó – para que mentir, éramos solo el bendito aparato y yo -.
Por la tranquilidad de la noche debían ser las cuatro de la mañana, tampoco me tome la molestia de cerciorarme, la lluvia salada en mi rostro no cesaba y la sensación que experimentaba podía ser semejante a la de las aves cuando emigran durante un eclipse solar. Había perdido lo que nunca tuve, es decir, se fue lo que a mi parecer no debía irse; mi esperanza.
Los segundos y las horas vividas con intensidad suelen pasar mas rápido, ya el calendario dice que hoy es 5 de marzo y vaya que comenta la gente “¿Qué hace que celebramos el año nuevo?”, las intensas y continuas precipitaciones de mis ojos han incrementado notoriamente la cantidad de vellos en mi rostro… Y ahora… no todo parece tan “normal”

Un mundo confuso, con gente desconocida, días extraños, en conclusión, todo es tan irreal en ese nuevo mundo, que el único requisito para vivir no es respirar sino sentirse solo. Fue allí donde pasé unas merecidas vacaciones.
Hace rato ya que no quiero soñar por el simple hecho de tener que estar despierto, quien me conoció no me recuerda y quien me recuerda no me ve porque no lo dejo hacerlo. ¿Que demonios pasa por la cabeza de esas aves mientras dura el eclipse?, ellas deben regresar porque la repentina oscuridad duró poco y el sol sigue estando allí donde lo vieron por última vez.
En la mía pasaba algo similar, con la diferencia de que probablemente aun no había terminado aquel eclipse o, como temía, ya mi sol se había esfumado. Ahí, ni más ni menos estaba frente a mi sigilosa y aguardándome la gran prueba, tenía que descubrir que en la vida siempre hay más motivos para estar de pie que para no estarlo, que somos hijos prisioneros de un producto fabricado sin hormonas ni sentidos con viciados propósitos, que en la iglesia ya están cambiando por dinero los milagros y que la mayoría te sonríe si estas bien posicionado en este mundo material.
Ahora cada vez que respiro ese aire tan vacío de la soledad, me doy cuenta que lo que creía vida me había abandonado y que el significado de ser humano se reducía a dinero y apariencia – No me avergüenza contarles que mi único consuelo siempre fueron aquellas aves, por muy absurdo que parezca, mi sol, mi luz o lo que sea tenía que llegar -.

…Verdaderamente solo pasados cinco minutos después que la conocí entendí que todo había terminado, era el comienzo de una nueva etapa, que consistía en llevar la vida misma a su máxima expresión.
Aunque tiene nombre y apellido, también se le conoce como “Ganas de Vivir”. Es también un ser humano que aunque apenas conozco me hace descubrir razones para extrañarle graficando en las más recientes páginas de mi corta historia un punto y aparte.
Me es difícil recordar con exactitud que tan tarde era en esa mañana de no se que día, o tal vez temprana la noche de no se que mes, cuando conquiste esa estrategia nunca jamás inventada y el conocimiento de que las sonrisas son buena medicina para el alma.
Es un personaje que aparece en uno de mis más recientes cuentos de amor, “Muchachita”, – en realidad es mucho más que un personaje – es la esperanza que llega a mí y me hace ser tal cual cada uno de ustedes también puede llegar a serlo, solo en el preciso momento que consigan el horizonte que dibujan las ganas de ser “Feliz” y las de sentirse “Vivo”
En un mundo real, con gente real, días reales, en donde todo es absolutamente real te conocí, un mundo en el que además de respirar puedo pintar sueños para vivirlos contigo y en donde construyo un planeta únicamente para los dos. En este año donde comienza una historia verdadera, hoy me atrevo con letras a expresarte un pedacito de mi sentimientos – empiezo a quererte Muchachita – El cielo me inventó para ti…

… Y no se cansarán mis labios por mucho que escriba de tus besos, y no se cansaran mis ganas de ser feliz… Contigo.

Angel David Sardi.

______________

Carta a un desconocido

Quisiera poder comenzar (o terminar, quizás, diciendo que te amo, pero hoy ya no puedo aventurarme a decir algo de lo que no esté plenamente segura).

Para qué te diría, además, cosas en las que tú has dejado ya de creer… y tal vez ¿yo también?

Para ti, sin embargo, todo resulta mucho menos complicado.

Porque así has venido pasando por el mundo en tus veintitrés años de vida: Incrédulo de todo y de todos, bromista, risueño, despreocupado.

“¿Acaso es mi culpa ser el hijo mimado de una familia que nunca supo negarme nada?”, me dirás tú.

Nada te negaron, es cierto… excepto: amor, ternura, calor de hogar. Sé que de eso te dieron muy poco.

Y, aunque creo que nunca te atreverías a confesarlo, eso es lo que necesitas y lo que buscas con avidez.

No, no te hago reproches. No te los hice nunca.

***

Llueve intensamente mientras camino despacio, tal vez con la cabeza un poco baja, pues no voy a negar que el abatimiento me domina y sé que en mi rostro hay un cierto aire hostil, frío, cauteloso.

Había pensado que ya nada podría causarme más daño. Sin embargo, el contemplar y escuchar la lluvia me lastima. En un día así te conocí y creí (quizás sólo fue porque quise creerlo) que en ti podría encontrar cariño y comprensión. La lluvia de aquel día me pareció romántica, pero hoy me cuesta trabajo soportarla.

¿Por qué a tanta gente le gusta la farsa y se aferra a ella en afán de cerrar los ojos para escapar a una realidad que es evidente?

Aquello comenzó como un juego y, de repente, se me volvió algo indispensable, vital que ganaba en intensidad y profundidad por días.

Nada fue fácil para mí, siempre he sido débil, aunque extrañamente paso por la vida aparentando fuerzas y valentía.

Quisiera que el olvido (el olvido total) pudiese venir a mí con sólo desearlo. Porque recordar me lastima y presiento que va a lastimarme más de ahora en adelante. Deseo restarle importancia a todo, parecerme en esto un poco a ti, pero no puedo lograrlo.

Trataré, si, de no llorar. Eso fue lo primero que me propuse no volver a llorar, pero estoy consciente de lo difícil que es detener las lágrimas mirando esta lluvia que me hace recordarte.

Me estremezco en mi asiento, cerca de donde estoy sentada, alguien ha puesto en el toca-disco una música que me atrae aún más recuerdos tuyos, y no quiero oírla.

Me parece que todo me es distante, que nada en el mundo me es familiar. Pero quizás lo único que me ha sido familiar durante todo este tiempo ha sido tú, y a ti no te veré más hoy, ni mañana, ni al día siguiente. ¿Por qué sufro ahora?. Todo lo que empieza, termina.

Me pregunto, ¿cuál será tu expresión cuando leas esta carta? Quizás te limites a encogerte de hombros, y sencillamente te digas: “Esto tenía que ocurrir”.

Quiero sentir que ya no sufro. Pero probablemente me esté haciendo ilusiones, si, hasta resulta irónico.

Pero de pronto, a pesar de lo vencida que me siento se me ocurre que esto tal vez no sea el final del todo.

***

“Me estás llegando al alma, chiquilla, y ya hace mucho tiempo que esto no me ocurría con nadie”. ¿Por qué recuerdo ahora, con tanta claridad, esas palabras tuyas? Llegar a tu alma y quedarme en ella, lo soñé mil veces, aunque no quería revelarlo.

¿Será posible que, a pesar de todo, lo haya logrado?

La lluvia casi ha cesado, pero no del todo. Sin embargo, ya se advierte un cielo más sereno y despejado, con un azul un poco más intenso que el que tenía media hora antes.

La pesada masa de nubes grises comienza a desvanecerse, y, casi en contra de mi voluntad, casi en contra de mi dolor, me asalta la esperanza de que quizás, también para mí aguarden todavía atardeceres serenos y hermosos.

Tú sabes a dónde voy, sabes dónde me encontrarás… si quieres…

El destino nunca pierde la capacidad de deparar sorpresas.

Respiro hondo, procurando relajarme. Esbozo una sonrisa débil dirigida a mis compañeros; pero sé, íntimamente, que también se la estoy dirigiendo a la vida, al porvenir y a ti… Sé muy bien que todo va a ser difícil para mí. Y la dificultad la acepto, pero no el pesimismo… Pero noto que las manos me tiemblan, y a pesar de ello, no disminuyo la firmeza de mis pasos.

Necesito descanso, cambio, aire y un poco – aunque sólo un poco de soledad… después, quizás volveré a soñar… y a vivir.

Gracias por todo. Te recordaré con afecto.

Yolanda (Yoly) Fernández C.

__________

Es lindo cuando tienes una amiga o  un amigo que te cuida y te quiere. Los  amigos son valientes, ya que te cuidan y te protegen siempre, son amables, ya que siempre te brindan su cariño y una palabra de aliento cuando más lo necesitas. Por eso en el nombre del amor y la amistad, les deseo a todos mis amigos y familiares que reine siempre la paz, la bondad, y la prosperidad.

Desde el corazón, Valeria Colmenares (8 años).

_________

Tu amor me hace feliz,

me hace soñar despierta,

suspirar,

y vivir una vida de alegría

indescriptible,

no tengo tiempo para pensar en

nada ni en nadie

que seas tú,

ni para buscar algo en la vida

que no sea tu presencia.

Vivo por ti, eres mi aire,

mi energía.

Tu amor me hace feliz.

Para: Emerio Franco.

De: Su esposa, que lo ama y adora,

Lisette Méndez.

__________

 Feliz día para ti, personita especial.

Sé que leer no se da mucho en ti. Quiero decirte que conocerte fue todo un placer; estar contigo, un privilegio y amarte es toda una aventura.

Estoy enamorada de ti y no lo puedo decir de una mejor manera. Me enamoré de tu manera de reír inagotable, de la manera en la que me miras, de la forma sarcástica que tienes de ser; me enamoré de nuestros tiempos juntos, de lo apurado que te pones cuando me haces llorar, de cómo te pones cuando estás enojado; me enamoré de esa manera en la que haces que me olvide de todo por un rato, de los niños que somos cuando estamos juntos, de tus locuras y palabras locas que puedas inventar, de tus  pequeños detalles poco románticos, pero conmovedores.

No sé porque pero contigo me siento segura, siento que puedo ser yo con mis ocurrencias, mis locuras, mis inseguridades y mis mil y un estados de humor que no te alejaras por eso, contigo mis miedos se van sacas lo mejor de mí, definitivamente tu me cambiaste la vida. Me ha dolido mucho por lo que hemos pasado pero todas las relaciones tienen sus altos y sus bajos no todo puede ser perfecto, tú no eres perfecto pero si como lo soñé, que mas da lo que puedan decir los demás ellos tampoco son perfectos.

Los problemas forman parte de la vida, es nuestra decisión enfrentarlos o no, recuerda que errar es de humanos que muchas veces las cosas no son como queremos que sean pero por alguna razón suceden que ese no sea tu limite, Se que eres más de lo aparentas ser, creo en ti mas allá de todo creo en lo nuestro, TE AMO como jamás alguien ha amado a alguien mi niño y doy gracias a Dios por ponerte en mi camino.

Si me dieran a elegir una vez más te elegiría sin pensarlo es que no hay nada que pensar que no existe ni motivo ni razón porque tú has sido lo mejor que toco este corazón y ya no tengo corazón ni ojos para nadie solo para TI porque nuestro amor es Único.

De: Sofía Valentina Arango

 Para: José Alejandro

____________

Para ti: Antony Esteban Urdaneta Edna. 

He encontrado en ti todo lo que necesito para ser feliz y luego de 6 años juntos aún pienso que eres el mejor porque a través del tiempo me enseñaste a mantener este amor. Le doy gracias a Dios por poner a mi lado a alguien a quien amar, en quien confiar, con quien contar para compartir las cosas más importantes y también las más insignificantes de la vida. En resumen, eres mi todo.

P.D.: Por si me olvidé decirlo o tienes alguna duda, por si te hace falta oírlo o porque sí, TE AMO.

Kimberly Carolina Urdaneta Pacheco. 

FELIZ DÍA

___________

Tú tan distraída, yo tan detallista; tú tan

talentosa y yo tan torpe. Dos seres por fuera tan diferentes pero por dentro somos la misma alma. Mundo distintos que colisionron para volverse un solo planeta.

De sol nuestro amor; la luna, nuestras caricias y por suelo nuestros besos que le dieron forma a nuestra creación que llamamos amor. 365 días no me bastan para amarte.

Eliana Prieto, eres mi vida.

Tuyo siempre, tu

loco poeta Rafael Rivas.

___________________

De: Joan Arrieta.

Para: Patricia Rocha.

Te amo como un motor ama una caricia.

Te amo como un cobarde ama la osadía.

Te amo como un poeta ama la poesía.

y un vegano la frutería.

Te amo con toda mi alegría.

Esto puede tener o no sentido pero….

Te amo solo como Joan ama a Patricia.

_____________

Adriana López García.
Una carta para la familia García García:

El amor de una abuela es inigualable.
Ella fue nuestra primera amiga, la mejor confidente e inventora
oficial de la “pepsicola transparente” que tanto disfrutamos y creímos
cuando eramos pequeños.
Y ahora, ver cómo sus recuerdos se borran cada día, como pierde poco a
poco la noción, ver como esa mujer que tanto admiro se pierde en su
propiamente.
Las peleas, el malhumor y las malas caras se vuelven constantes; yo
se que es difícil, pero ella no lo hace a propósito.
Ella es nuestro pilar, el sostén de esta familia. Y mi deseo para este
Día del Amor y la Amistad es que Dios nos ilumine, nos colme de mucha
paciencia y nos permita devolverle todo ese amor que ella nos dio a lo
largo de nuestras vidas.

¡Gracias por todo, Aba!

_________________

Te conocí en un país muy lejos de casa, cuando creía que todo terminaba. En poco tiempo te convertiste en todo lo que había soñado, no me di cuenta. Traía conmigo un corazón destrozado cargado por alas de acero, pero sin nada para dar. Me devolviste mi ser, me quede a vivir en la cobardía de un beso robado que le devolvería el sentido a mis días. Tan diferente al hablar, tan argentino y yo tan venezolana, tú grande y yo quizás algo chica. Perdón, si alguna vez hice algo que te lastimara, créeme que mas me dolió a mi que a ti. Te amo de todas las maneras que se puede amar a alguien, amo tus defectos y tus virtudes, amo tus errores y tus logros, amo tus hijas, amo nuestra familia te amo a ti y a todo lo que significa ser tu porque al amarte a ti puedo ser en plenitud. Los lugares más hermosos, la vida tan diferente junto a ti cada momento es memorable, gracias por tropezarte en mi camino y acompañarme en este proceso de ser y descubrirme a tu lado. Eres mi mejor medicina y mi mejor amigo.
Para: Marcos Manzanelli.
De: Delia Casanova

PD: Mi hogar está donde sea que queramos llamarlo casa. Siempre tuya, tu chica extranjera.

______________________

Quisiera ser andante y caminar con prisa hacia tus encantos, no ver el tiempo pasar hasta que me alcances, mirar a través de tus pupilas como la vida pasa y sentir, sentir tu calor que abraza mi piel y me deja descalzo, andando sobre piedra y fila para tratar de llegar hasta el piso que pisas, suelo bendito. Tal vez ahora comprendas que no hay camino ancho, que si la vida sigue y se marchita la piel y aún, aún cuando el Amor se vuelva cenizas y confunda al viento al no quererse ir, quizás para entonces sabrás que nuestro amor sembró raíces en la Roca de la Viña y que nada ni nadie quitará el encanto que despide tu piel y a tus ojos benditos que miran la vida queriendo volver. Solo Dios infinito dará fe a la palabra, guiará los pasos y nos hará entender que aun cuando el camino sea largo y las espinas hieran, solo nos queda volver. El tiempo no detiene la vida, pero sí cambia a la piel y mi amor te mira en penumbras y te quiere tener en mi pensamiento hasta que puedas volver.

Iban Ocando.

_________

Queridos Padres:

Hoy, lamentando el hecho de que no estén conmigo y no puedan leer estas sencillas palabras, con las que desearía, aunque tardíamente, expresar todo el amor y el cuidado que me prodigasteis toda mi vida; siento que sois solo un recuerdo intenso y querido pero lejano y que lo que siempre significo fue una gran preocupación por mi bienestar y un cariño ilimitado y sin reservas.

Nunca os dije, quizás por timidez o despreocupación juvenil, nada de lo que sentía hacia vosotros, como hija querida y arropada por sus padres sencillos y trabajadores, pero muy preocupados por nuestra seguridad y educación, los hijos tomamos como cosa natural que los padres se sacrifiquen sin pedir nada a cambio y buscando natural que los padres se sacrifiquen sin pedir nada a cambio y buscando solamente nuestro bienestar, con el paso del tiempo al madurar nos toca vivir y representar el mismo papel de padres y al comprender lo que esto significa lamentamos no haber dicho a nuestros padres: Os quiero y os agradezco tanto significa lamentamos no haber dicho a nuestros padres: Os quiero y os agradezco tanto sacrificio silencioso y desinteresado. Qué poca cosa sería decirles en vida estas sencillas palabras de agradecimiento a tanto cariño y atención. Cuando se van para siempre de nuestro lado como ley de vida, sentimos junto al dolor de la perdida un gran vació ¿y porque no?, parte de arrepentimiento, por todo lo que pudimos decirles o darles cuando estaban a nuestro lado. Lamento mis padres queridos, que por distintos motivos, la lejanía entre ellos, no tuve ocasión de estar cerca, cuando ya os sentíais solos y vivíais de recuerdos. ¡Querido papá, te fuiste y no pude despedirme de ti…tuve que conformarme con soñar contigo y decirte en sueños lo que no te dije en vida! ¡Querida mamá,pude verte antes de partir pero cuando llegue ya no podías escucharme! Por todo esto y con una profunda tristeza, tengo hoy la oportunidad de pasar a este sencillo papel mis pensamientos ya un poco tardíos y sinceros y con la esperanza de que allá donde os encontráis podáis entenderme y estéis seguros de lo mucho que los quise, os respete y lo sigo haciendo aunque ya  no estéis conmigo.

Siempre con amor, vuestra hija, Clara Castejón.

____________

El amor es un sentimiento sumamente especial que se lleva en el alma para siempre.

Amarte como te amo, jamás lo pensé. Pero de ti, mi querido amor, me enamoré.

En tan poco tiempo me llenaste de alegría, me enseñaste la magia de la vida,  y aunque mi mayor regalo has sido tú, no te digo en un te amo lo que siente mi corazón. Sin duda alguna la vida me cambió.

Te amo, hijo mío.

PARA: SAMUEL DAVID BAUTISTA ZULETA

DE: TU MAMI, JERALDINE ZULETA

____________________

Fantasia lacustre

El lago y la luna en un beso se confundían,

la noche era precisa para decir “te quiero”

y el murmullo de las olas, a mi corazón proponían

que abriera sus puertas y fuera sincero.

Pero, mis labios, no respondieron a ese llamado,

y mi corazón perdió ese precioso momento,

y por haberme quedado totalmente callado,

mis palabras, ni siquiera se las llevo el viento.

Hubiera querido que fuéramos yo el Lago

y tú, la luna, y que con gran halago

la miel de tus labios, en un beso haber probado.

Pero mi corazón, perdió ese mágico momento,

mis palabras, ni siquiera se las llevo el viento,

y en mis labios quedo el amargo del beso que no te he dado.

Néstor Briceño

___________________________

Luciérnaga: Dime que jamás me olvidaras, no hay futuro sino estás conmigo, nunca decidí terminar nuestro idilio, porque tengo la concepción de que el amor es sufrimiento, es entrega, esclavitud; nunca dude que tu presencia en mi vida no fuera designio divino. Yo siempre le pedí un amor como tú, te elegí porque se que el me indicaba que luchara por ti, era una fuerza interna, intensa, se que ya no me quieres, pero no me arrepiento de las decisiones que tome para poder seguir estando a tu lado, y todo el sacrificio diario que se hizo para poder estar contigo, me entregue totalmente y solamente a ti, y te he perdido, siempre anhele tus migajas de cariño, que para mi eran la gloria. Yo a ti te adoro, pero nunca pude encontrar una rendija para que vieras que a ti yo te amo.

Eternamente tuyo. Ángel Ysilio.

____________

Y desde entonces, suspiro café…

Del amor aprendo a respirar cuando quiero gritar, a sonreír sin medida, a suspirar.

Del amor que a diario decides darme, aprendo a llevarlo conmigo aún en las más desesperantes distancias.

Del amor, de ese que decidiste compartir hace muchos años atrás, me amarro e intento conservarlo con la misma paciencia y el mismo compromiso de siempre.

Feliz día, “Pana de los ojos café”.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE