Maracaibo, Venezuela -

Ciudad

Las lluvias arreciarían los “apagones” en el Zulia

domingo 17/04/2016
2:15 AM
  • Jimmy Chacín

  • @versionfinal

  • Archivo

Un diluvio antes de mayo podría ser la salvación al colapso del Guri, según manifestó hace un mes a Versión Final el ingeniero José Aguilar, experto en energía eléctrica. Sin embargo, las contradicciones arropan el panorama actual y a pesar que el alto Gobierno apunta a las precipitaciones del presente mes, mayo y junio; para apaciguar la crisis, la falta de mantenimiento en el Sistema Eléctrico Nacional (SEN), es contraproducente ante la caída de las lluvias.

En el estado Zulia la situación parece igual que en el resto del país. Cortes eléctricos repentinos de dos horas, corresponden a un “racionamiento disfrazado”, como resaltó el exdirector de la Oficina de Sistemas Interconectados, Miguel Lara. Mientras tanto, El Guri llega a niveles de colapso, producto del fenómeno “El Niño”, argumenta Luis Motta Domínguez, presidente de Corpoelec y ministro de Energía Eléctrica.

Los expertos contradicen la posición y detallan que la falta de mantenimiento en la Termoeléctrica de Venezuela, aceleraron la crisis que pudo haberse prolongado hasta que llegara el periodo lluvioso, pero ¿realmente ese escenario paralizaría los apagones?.

Fuertes protestas por parte de los trabajadores de Corpoelec se han realizado en el Zulia, reclaman la firma de un nuevo contrato colectivo y la precariedad en la que están haciendo su trabajo.

Wilfredo Olano, coordinador general del sindicato Sutiescez, señaló que en la región, la empresa eléctrica “está funcionando en 20 %”, donde los trabajadores laboran en condiciones deplorables, sin repuestos, ni implementos de seguridad que permita hacer un buen mantenimiento en cada uno de los circuitos.

“Nosotros ahorita no contamos con herramientas, ni con equipos para poder hacer los mantenimientos preventivos, que son los mantenimientos que se le hacen a las líneas (…) en la época de sequía nosotros mantenemos un programa de lavado, donde se garantiza que los aisladores estén limpios, para que no hayan problemas en los circuitos por contaminación, pero no se han hecho porque de seis camiones lavadores, solo nos queda uno”, explicó Álvaro Blanco, secretario de finanzas del Sindicato Socialista Bolivariano de Trabajadores de la Industria Eléctrica, Conexos y Similares del estado Zulia (Sisbosticsez).

Sostuvo que eso era un programa que se hacía anualmente y arrancaba desde enero hasta diciembre. En muchas ocasiones se hacían dos y tres veces en un mismo circuito, “por ejemplo al circuito de El Moján, se le hacía mantenimiento hasta cinco veces al año, porque está cerca del mar y la salinidad se acumula en los aisladores”.

Asimismo, su compañero Rubén Rosario, secretario general del sindicato, especificó que los mantenimientos programados no se realizan desde hace tres años y las consecuencias cuando caigan las lluvias serán irreversibles, debido a que técnicamente sacará del servicio las líneas de alta tensión, “ciertos sectores se van a quedar sin luz, no por racionamiento, si no por disparos técnicos”.

Puntualizó que las líneas de alta distribución de energía que necesitan mayor mantenimiento son las de Maracaibo y San Francisco. “Si el sistema colapsa se les va la luz y no tenemos cómo responder, porque tenemos un solo camión y también está dañado.

No se han hecho poda de árboles tampoco y si uno de ellos toca una de las líneas de distribución, puede irse el circuito o también ocasionar incendios”, dijo Rosario.

Sin planificación
Para el experto en energía eléctrica, Miguel Lara, la falta de planificación y programación ha tendido una trampa al propio Gobierno. “Abusan de las hidroeléctricas, porque no le hacen mantenimiento a las termoeléctricas y cuando llegan las lluvias, no le han hecho mantenimiento a las subestaciones. En el 2010 ocurrió esto”.

Indicó que si a un aislante no se le hace un lavado periódico durante la época de sequía, se le van creando capas de “suciedad” y al llegar las primeras lloviznas el sucio se pega más y provoca las fallas eléctricas. “Si llueve duro quizás los lava, pero con lluvias suaves las líneas de distribución empiezan
a salirse”, destaca.

Explicó que el mantenimiento debe hacer dependiendo de las zonas y las condiciones climáticas, si hay mucho polvo, está cercano al mar o a zonas donde hay mucha brisa. Lara argumentó que esto está ocurriendo en todos los estados del país, como un hecho lamentable que provocaría fallas eléctricas importantes.
cortes

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE