Maracaibo, Venezuela -

Ciudad

La COL aguanta la sequía con agua de baja calidad

lunes 01/02/2016
3:15 AM
  • Douglexsy Morillo

  • @versionfinal

  • Archivo

En medio de los efectos del fenómeno El Niño y la llegada del verano, el suministro de agua en el Zulia presenta dos realidades. Mientras Maracaibo, San Francisco, Miranda y algunos municipios del norte del estado se encuentran en racionamiento del líquido, las reservas que surten la Costa Oriental del Lago (COL), mantienen agua suficiente para enfrentar las asechanzas de la sequía y surtir así a los otros seis municipios.

Pueblo Viejo, ubicada dentro de la zona protectora de Burro Negro en Lagunillas y Machango (en el municipio Valmore Rodríguez), mantienen sus niveles normales para el tiempo de sequía, según informó el gerente de acueductos foráneos de Hidrolago en la COL, Lerwis Sánchez.

“Aunque se ha visto una disminución de agua en ambos embalses, entre 10 y 20 por ciento, tenemos agua suficiente para enfrentar la sequía”, aseguró Sánchez. Según la información suministrada por el gerente, los niveles de Machango están en 95 metros sobre el nivel del mar y en Burro Negro 66,97, “esto está todavía entre los límites de operaciones para la temporada de sequía”.

Aunado al fenómeno El Niño, el presidente del Centro de Ingenieros del Zulia, Manuel Monnot, ha referido en declaraciones anteriores que persiste “una alta sedimentación que presentan los reservorios de agua y realmente la situación es crítica, aunque en los últimos años hemos tenido la presencia del fenómeno del Niño, no podemos culparlo por completo de esta situación; la grave deforestación que ha tenido el estado Zulia influye en la sequía”.

En el caso de la reserva Pueblo Viejo, “la sequía se ha incrementado desde el año 2003, cuando se empezaron a notar las consecuencias de las invasiones y talas en el bosque alto”, afirmó Giovanny Ortiz, ambientalista de la zona y presidente de la fundación Refugio de Danta, operante dentro de la zona protectora Burro Negro.

“Antes los ríos Grande y Chiquito, estaban sanos, desembocaban a la reserva y la sostenían los niveles de agua durante el verano”, comentó Ortíz, al tiempo que resaltó que con la llegada de la actividad en los bosques se fue deteriorando la calidad en las aguas.

Las invasiones, talas e incendios forestales son algunas de las amenazas latentes que amenazan la zona protectora, al igual que la falta de mantenimiento a la sedimentación de la reserva.

Aunque actualmente se desconocen los niveles reales de sedimentación, Ortíz sostiene que han aumentado, pues “luego de la actividad en la parte alta, todos los residuos son arrastrados por las lluvias al embalse y van engrosando la capa de sedimentos”.

Si bien el gerente de Hidrolago, Lerwis Sánchez afirma que hay suficiente agua para surtir durante el periodo de verano a la COL, hasta ahora no se ha planteado ningún plan de contingencia que proponga trasladar agua desde los embalses Machango y Pueblo Viejo hasta Maracaibo y los otros municipios que se sufren la escasez del líquido.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE