El diario plural del Zulia
TOPE AMERICARGO

Inicia I Consenso Nacional de Imágenes y Cirugía Bariátrica

Buscando la integración de conocimientos científicos entre diversos expertos de talla nacional se encontraban ayer un centenar de cirujanos bariátricos. Las instalaciones de Casa D’Italia sirvieron para que se hiciera el I Consenso Nacional de Imágenes y Cirugía Bariátrica.

La Sociedad Venezolana de Cirugía Bariátrica y Metabólica (Sovcibam) fue la encargada de organizar el evento junto al Centro Clínico La Sagrada Familia, el cual además agrupó a todos su médicos para que dieran cátedra sobre el procedimiento quirúrgico que busca tratar la obesidad y otras patologías metabólicas.

Salvador Navarrete, cirujano bariátrico y presidente de Sovcibam, comentó que Venezuela es el tercer país de Latinoamérica con mayor índice de obesidad, detrás de México y Brasil. “El índice es mayor a 30 %”, sentencia el galeno.

Este primer Consenso reunió a los mejores cirujanos bariátricos del país luego de varios años de estudios de la cirugía en la nación. “No se había hecho antes porque se ha ido organizando la información en los últimos cinco años y ya hay una madurez intelectual para poder instalar estos salones académicos”. Las disertaciones se hicieron en medio de discusiones e interrogantes que el panel de conferencistas iban respondiendo.

La apertura estuvo a cargo del director de la Unidad de Imágenes de La Sagrada Familia, Oswaldo Ramos. Habló sobre la Imagenología de la Obesidad y lo que deben saber los expertos en imagen y tiempo real.

“Las imágenes en los pacientes bariátricos son vitales, en la parte preoperatoria y postoperatoria, porque garantiza una visualización donde el médico va más orientado en virtud de que lleva mucha más información en evaluar alguna posibilidad en cuanto a complicaciones, una vez que haya sido operado el paciente”, detalló.

Considera importante esta unión multidisciplinaria debido a que, cuando existe la operación, la persona cambia su anatomía y a través de estos estudios se pueden mostrar diferencias para que sean interpretados de una manera apropiada y adecuada, para que los pacientes puedan ser tratados de una forma eficaz y su cirujano tenga mayor claridad de planificación quirúrgica con toda la información obtenida.

Uno de los que encabezó el evento fue Alberto Cardozo, miembro fundador de Sovcibam y uno de los pioneros de la cirugía bariátrica en Venezuela. Para él, este tipo de consensos les permitirán establecer las pautas adecuadas para el tratamiento, y determinar cuáles son los exámenes radiológicos que deben solicitar para evaluar a una persona antes de la intervención y después de ella ante una posible eventualidad.

Prosiguió explicando la importancia del Consenso que también amplió Salvador Navarrete, sobre todo al detallar el por qué de la presencia durante el encuentro de médicos de diversas especialidades.

Navarrete indica que la obesidad mórbida es una enfermedad crónica que requiere la participación de diferentes especialistas debido al impacto que tiene en la economía del organismo, lo que quiere decir que se afectan diferentes áreas. El área cardiovascular, respiratoria y traumatológica. “Este impacto posee modificaciones en los estudios radiológicos ya que no es lo mismo un paciente sano que un paciente obeso. Nos hemos dedicado a presentar públicamente cuáles son los estudios que deben hacerse en torno a esto y cuáles son las imágenes que se obtienen de esos pacientes”.

Diabetes

Como un mito se ha creído que este tipo de intervenciones solo se le hace a personas obesas. El doctor Cardozo, con tantos años de experiencia, sostiene que la cirugía bariátrica también es adecuada para pacientes diabéticos y que no son obesos mórbidos.

“Tenemos una experiencia a nivel nacional e internacional que avalan diferentes procedimientos quirúrgicos para el tratamiento de esos pacientes, que hoy en día son portadores de una diabetes y la cirugía ha cambiado el paradigma que se tenía sobre el tratamiento para esta enfermedad”, menciona.

Por su parte, Carlos Aranguren, vicepresidente de la Sociedad, señaló que no solo sirve para pacientes con glicemia en niveles elevados si no que hay patrones internacionales que también indican que la operación puede practicársele a menores de 18 años y personas mayores de 65, en casos estrictamente necesarios.

Lea también
Loading...
Comentarios
Cargando...