Maracaibo, Venezuela -

Ciudad

Héroes celebran a pequeños en situación de calle

Decenas de menores marabinos que viven en pobreza extrema, disfrutaron de un día de diversión gracias a la labor de grupos sociales

domingo 16/07/2017
2:52 AM
  • Paola Cordero

  • @VersionFinal

  • Andrés Torres

El hambre no distingue fechas, ni siquiera hoy, el Día del Niño.

-“¿Chamo tenéis comida?”. Wilmary pregunta.

Un plato de arroz con pollo y un vaso de jugo fueron paliativo para su hambre, ayer, por algunas horas. Con su mano derecha cuenta sus cinco años. Deambula descalza por los alrededores de la iglesia Corazón de Jesús, en la avenida Bella Vista.

El hombre vestido de payaso le extendió el plato de comida. Édgar Perdomo decidió salir a la calle ayer, para “aportar un granito de arena ante tanta hambre en la calle”. Junto a sus hijos y compañeros de Peregrinos Run, equipo de carreras al que pertenece, emprendió un recorrido por la ciudad para alimentar a niños en pobreza extrema, para, de cierta forma, “celebrar el Día del Niño”.

Wilmary no está sola. Al menos 10 niños más la acompañan. Todos corren a recibir también el arroz. La mayoría viene desde Santa Rosa de Agua, Las Mercedes, Valle Frío, pero algunos duermen en la calle.

Hoy, tercer domingo de julio se conmemoran “los derechos de los niños”, a nivel mundial. Entre la indigencia y la carestía a una cifra incalculable de menores, se les olvida que hoy es su día.

Un rato de diversión

Al mediodía, en una camioneta Super Dutty negra, una pareja invitó a los niños que desde la mañana se apostaron frente a la iglesia a un agasajo en el Parque La Vereda del Lago.

“La pasamos fino. Nos pintaron la cara y jugamos. Nos dieron comida”, describe Ángel, de 10 años, al bajarse de la camioneta, ya de regreso a la plaza. Tampoco lleva zapatos y tiene la piel tostada de tanto llevar sol.

Saidy Camargo también se embarcó en la camioneta con sus tres hijos, para que pudieran disfrutar un rato. Desde Valle Frío, camina todos los días hasta Bella Vista, para pedir dinero junto a los pequeños de 3, 5 y 6 años de edad.

“Se portaron muy bien con nosotros y los niños gozaron. Les dieron comida y chucherías”, cuenta, pero se queja que ya no recibe la misma cantidad de limosna. Hay muchos niños y todos se pelean por lo que los transeúntes les dan.

Para Édgar, a pesar de que dar un plato de comida no es la solución ante tanta necesidad, es un aporte que al menos saca una sonrisa a los pequeños. “Con eso basta para seguir haciéndolo”, asegura. Es la cuarta vez que lo hace y espera que más personas se sumen.

En la plaza, los niños corren y juegan entre sí. Forman su propia esta, mientras siguen pidiendo dinero o comida.

Édgar se despide con su nariz de payaso y junto al equipo se van a la avenida 5 de Julio y después a Indio Mara. Allí también hay muchos niños en situación de calle, que merecen una sonrisa en su día.

Nathaly Simancas, Las Mercedes
Estuvo buena la esta en La Vereda. Los muchachos jugaron mucho y comieron. Es primera vez que hacen eso por nuestros hijos.

Sandra Camacho, Valle Frío
Más que todo los fines de semana viene la gente a darnos comida, pero hoy más porque mañana (hoy) es Día del Niño y nos ayudan.

Édgar Perdomo, San Francisco
Es reconfortante hacer algo por tantos niños que pasan hambre en las calles. Cada día hay más y es lamentable que ningún ente les tienda la mano.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE