Maracaibo, Venezuela -

Ciudad

Gobierno se desentiende de grave situación del Parque Eólico de La Guajira desde 2014

En 2014, este proyecto contemplaba la instalación de 36 aerogeneradores para una capacidad de generación eléctrica de 75,6 MW. Las unidades nunca funcionaron a la capacidad nominal de 2,1 MW y en cualquier caso, nunca superaron los 1,3 MW

lunes 05/11/2018
1:56 PM
  • Redacción Versión Final

  • @VersionFinal

  • Archivo

El proyecto de Parque Eólico de La Guajira estado Zulia, se convirtió en un “logro” más de la revolución. Al igual que Falcón, estas dos regiones son consideradas como potenciales “supremos” de generación de energía eólica con vientos óptimos de 10 metros por segundo, lo que significaba que pueden generar 2.000 megavatios en tierra firme.

En 2014, este proyecto contemplaba la instalación de 36 aerogeneradores para una capacidad de generación eléctrica de 75,6 MW, alimentada por los fuertes vientos presentes en la zona. De acuerdo con el documento de número DGFSE-PC-0009-2014, una comisión de funcionarios del Ministerio de Energía Eléctrica del Zulia habrían realizado una fiscalización al proyecto Parque Eólico de La Guajira.

Durante el proceso, se encontraron graves irregularidades que fueron debidamente notificadas por estos funcionarios al ministro de Energía Eléctrica de aquel momento, Jesse Chacón Escamillo. Queda muy claro que hace, al menos cuatro años, este despacho en Caracas tenía pleno conocimiento de la situación pero tomaron acciones concretas, reseñó el portal Soberanía Venezuela.

Resultados

La comisión fiscalizadora del Ministerio de Energía Eléctrica informó a Jesse Chacón que existen discrepancias entre la documentación consignada por la Gerencia de Fuentes Alternas de Corpoelec y lo verificado en sitio en cuanto a las pruebas de comisionamiento realizadas a las máquinas fabricadas por la empresa Argentina Industrias Metalurgicas Pescarmon S.A.I.C (IMPSA), compañía a la que el proyecto fue adjudicado.

Se dice que estas unidades nunca funcionaron a la capacidad nominal de 2,1 MW y en cualquier caso, nunca superaron los 1,3 MW. Además, se menciona que cuatro de las 12 máquinas instaladas presentaron fallas graves al momento de ser probadas y tres de esas cuatro quedaron definitivamente dañadas, apenas ser probadas.

Es evidente que este proyecto no tuvo ningún orden formal ni apego a las normas venezolanos de ingeniería, en cuanto a su ejecución y pruebas en sitio y de comisionamiento.

Desde el 2012, la crisis eléctrica en el Zulia se ha agravado y estos megavatios que el parque eólico no aportaba al sistema eléctrico zuliano evidentemente repercutían en la mayor frecuencia de apagones y racionamiento. En dos años  se dejaron de aportar 77.000 MWh (Megavatios-hora) al sistema eléctrico, por no haberse puesto en marcha estas máquinas. Hoy no se genera ni un solo megavatio de energía a través de este Parque Eólico.

Cuatro años más tarde, el actual ministro de Energía Eléctrica, Luis Motta Domínguez, visitó el lugar donde se desarrollaría el proyecto. El pasado 26 de octubre denunció que el parque no está operativo porque fue vandalizado y dijo que harán “las coordinaciones necesarias para recuperarlo”, aunque “no se ve fácil la situación porque es una zona muy alejada” de las vías comunicación.

En el documento también se le informa a Chacón que la prematura decisión de poner en funcionamiento estas máquinas en las condiciones que se demostró que estaban, al realizarsele las pruebas, condujo a un deterioro mayor de las mismas. Desde el 2012, la sede central de Corpoelec en Caracas ordenó que el Parque Eólico de La Guajira generara aún en las pésimas condiciones en que este proyecto fue ejecutado y sin haberse culminado las obras de interconexión que correspondían.

Es importante notar que ya en 2014, los ingenieros informaron que se estaba presentando una excesiva corrosión en diversos puntos de la obra y que ni Corpoelec ni IMPSA estaban realizando los debidos mantenimientos.

Además del desentendimiento de Chacón, la Gerencia de Fuentes Alternas de Corpoelec, incumplía reiteradamente la entrega de documentos acerca del avance de la obra del Parque Eólico de La Guajira. Estos funcionarios que elaboran este punto de cuenta insistieron por más de dos años para poder hacer la inspección al Parque Eólico que se vino a realizar en marzo de 2014.

Ante todos los hechos, en la página 8/9, se observa la firma del Jesse Chacón y la instrucción a la Vice-Ministra de Nuevas Fuentes de Energía, Dulfa Dalila Hernández de tomar acciones, cosa que nunca sucedió.

Resulta indignante que luego de cinco años que el Gobierno tuviera conocimiento del mal estado del Parque Eólico y que, incluso, los ingenieros del MPPEE-Zulia hicieran emitieran un Punto de Cuenta tan claro y comprometedor para los funcionarios del MPPEE en Caracas, como el que se adjunta a esta investigación, venga ahora el ministro Motta Domínguez a darse recientemente “por enterado” de esta situación.

Desde el inicio de este proyecto, los habitantes de la Guajira se quejaron porque debían intentar “lidiar con aquellos 12 enormes aerogeneradores que están sembrados en la tierra desde 2011, y por ahora, no han servido para encender una sola chispa capaz de iluminar” al olvidado municipio.

Se suponía que el Parque Eólico La Guajira se desarrollaría en el sector Caimare Chico, en La Guajira y tendría 600 hectáreas. Pero todo quedó en palabras.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE