Maracaibo, Venezuela -

Ciudad

Falta de Purinethol pone en peligro a niños con cáncer

miércoles 02/11/2016
3:19 AM
  • Jimmy Chacín / Foto: Juan Guerrero

  • @versionfinal

  • Archivo

La intranquilidad vuelve a tocar las puertas de los padres de los niños con cáncer. De nuevo en este año usan sus voces como la única arma que tienen para solicitarle a los entes competentes el suministro de quimioterapias para poder seguir con la esperanza de ver crecer a sus hijos.

Las manifestaciones de los padres de la Fundación Hospital de Especialidades Pediátricas (FHEP) llegaron hasta las últimas consecuencias el 11 de junio del presente año cuando cerraron los cinco canales del Puente General Rafael Urdaneta. Allí fueron agredidos por funcionarios de la Guardia Nacional, aunque la única intención de ellos era que el Gobierno regional y nacional diera vuelta a la mirada y a las necesidades que tienen los pequeños del FHEP.

Casi cinco meses después, la situación persiste. Auribel Colina, vocera de la asociación de padres del centro oncológico, denunció que la falta de Purinethol pone en peligro la vida de los pacientes.

Nos sigue haciendo falta el Ara-c y el Purinethol. De este último no está llegando nada y eso lo usan todos los niños y tiene más de un mes que no llega”, comentó.

Colina destacó que unos 230 niños con leucemia se están quedando sin el medicamento, poniendo en peligro sus vidas porque es la quimioterapia que controla la enfermedad durante la fase de mantenimiento. Dice que su hija, Paula, de cuatro años, quien fue diagnosticada con una leucemia mieloide aguda, debe usarla diariamente. Para no fallar en el procedimiento, a través de las asociaciones lograron llegar a Colombia para traer el fármaco y así cumplir el protocolo. Le duele que a los otros niños le pueda repetir la enfermedad porque al estar ausente el Purinethol pueden haber recaídas.

“El Ara-c está llegando solo para las intratecales, es decir para los pacientes que necesitan que sean inyectados directamente a la médula. Eso llega mensual, pero muy poco”, mencionó.

El carboplatino tampoco está en la farmacia del FHEP. Con esa noticia en la mente durmió anoche Gabriela Chacín, madre de Natalia Rodríguez, diagnosticada con el tumor de Wilms, el pasado mes de mayo.

“Me cayó como balde de agua fría. Al momento que la están preparando me dicen que no está la quimioterapia para ella”. Para hoy se le colocará a la pequeña de cinco años un paliativo conocido como Cisplatino, siendo esa la opción que le dieron los médicos del centro asistencial.

Ella sueña con poder llevarse a Natalia a España porque es el único lugar donde puede estar tranquila al comprar todos los medicamentos que le hacen falta. Mani esta que necesita ayuda para ello pero mantiene la fe en que podrá lograrlo.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE