Maracaibo, Venezuela -

Ciudad

En Panamericano tienen 40 días sin electricidad

La explosión de un transformador originó la avería que dejó sin servicio eléctrico a la comunidad y a una institución privada

martes 13/03/2018
5:31 PM
  • Enmillyn Araujo

  • @Enmillyn_a

  • Carmen Hernández

Unas 14 familias del barrio Panamericano, específicamente la calle 76, tienen 40 días sin electricidad debido a la explosión de un transformador en la zona.

Vecinos aseveran que tras las fluctuaciones eléctricas y apagones registrados en la localidad se originó el estallido del dispositivo eléctrico.

Desde el pasado 1 de febrero, Lilia Boscán, de 65 años y otros cinco adultos de su grupo familiar duermen en un cuarto improvisado en el patio de su hogar en busca de un poco de ventilación, ante la falta de energía eléctrica.

“Sufro de hipertensión y los calores son insoportables. Es muy difícil vivir así, además no tengo agua desde una semana”, dijo Boscán.

Cinco integrantes de la familia García comparten una misma habitación para poder beneficiarse de un ventilador, que encienden gracias a la corriente suministrada por un vecino a través de una extensión. Cuatro de ellos sufren de diversas enfermedades.

Deyanira, de 48 años, padece de cirrosis hepática, colangitis esclesorante y rectocolitis ulcerativa. Su fatiga y malestar se incrementan por las altas temperaturas. Con un cartón trata de desviar un poco de aire hacia su dirección. Sus hermanas  Yaris, de 68, y Viviana, de 50 años sufren de distrofia muscular y su madre Lilia de García, de 87 años, de la tensión.

 

Eudo García, otro miembro de la familia denunció que han realizado las gestiones necesarias ante Corpoelec y diversos organismos gubernamentales para solventar el problema eléctrico de la comunidad, pero no han recibido respuestas. Los habitantes solicitan a la empresa  que sustituya el transformador para garantizar su tranquilidad y comodidad.

Clases en contingencia

Más de 200 alumnos de la Unidad Educativa Privada Joaquín Crespo, ubicada en la misma localidad, también son perjudicados por la avería eléctrica.

Ante está situación, la directiva estableció un horario de contingencia para continuar desarrollando las actividades académicas, pese a la falta del servicio.

“Los estudiantes de bachillerato ven clases los lunes, miércoles y jueves por dos horas. Mientras que los de básica acuden a la escuela los martes y viernes”, detalló María Bermúdez, docente de primer grado.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE