El Sur del Lago perdió su radar

El Sur del Lago, principal zona ganadera del país, con las mejores tierras cultivables, tiene aeropuerto, pero no vuelos comerciales. A Santa Bárbara le urge la reactivación de frecuencias que la conecten con el país. Productores de la zona recuerdan que en el siglo XX representó el epicentro de la economía del país.

Esta subregión comprende el territorio de los municipios Jesús María Semprún, Catatumbo, municipio Colón, Francisco Javier Pulgar y Sucre del estado Zulia así como el municipio Alberto Adriani, municipio Obispo Ramos de Lora y la población de Palmarito del municipio Tulio Febres Cordero del Estado Mérida, en Venezuela.

El aeropuerto fue inaugurado en 1952 y se creó para servir a la ciudad ganadera de Santa Bárbara del Zulia, municipio Colón, pero su tiempo de vida cesó. Actualmente, los sureños solo cuentan con el Aeropuerto Internacional Juan Pablo Pérez Alfonzo, ubicado en El Vigía, el cual atiende al estado Mérida y solo tiene vuelos hacia Caracas y Porlamar, es decir, que quienes deseen viajar a Maracaibo deben hacerlo por tierra o dirigirse hasta El Vigía, tomar un vuelo a Caracas y luego a Maracaibo.

Luis Chacín, cronista del Sur del Lago, recordó que el terminal aéreo de Santa Bárbara contaba con las aerolíneas Taca, Ramsa, Aeropostal y Avensa, tenía en su haber un itinerario amplio, sus vuelos despegaban hasta La Fría (Táchira), Las Piedras (Paraguaná), Casigua El Cubo (Zulia), Maracaibo y Caracas.

Relató que la disminución de rutas empezó a aparecer en la década de los 90, ya para el 2000 no existían vuelos comerciales, lo que retrasó el avance económico de la región. Indicó que el aeródromo es de vital importancia, no solo a nivel regional sino nacional.

Santa Bárbara mantenía rutas que facilitaban el trabajo a los productores, no solo hay que nacionalizarlo sino internacionalizarlo, porque puede servir para transportar rubros a tierras fronterizas por su alto impacto económico”, sostuvo.

Aeroclubes en la historia

En los años 80, el Zulia contaba además con tres aeroclubes distribuidos en Lagunillas, Mene Grande y Máchiques, lo que permitía que aviones privados alivianaran el tráfico en los aeropuertos existentes. “Existía una interacción entre la aeronáutica civil y militar que permitía que estos aeropuertos estuvieran funcionando en condiciones normales para el aterrizaje y despegue”, contó Carlos Dickson, presidente de Fedecámaras-Zulia.

Para Dickson, las políticas centralistas del Gobierno han dejado en el abandono a los aeropuertos y aeroclubes del Zulia, causando un retraso en el proceso económico de la región.

Productores limitados

Para salir de los pueblos del Sur del Lago y llegar a Maracaibo, productores de la zona deben pasar las de Caín. Lo que antes les tomaba 20 minutos de vuelo se convirtió en seis horas de carretera, expuestos a las malas vías terrestres y la inseguridad.

Nos han imposibilitado a los ganaderos el poder acudir a atender a la familia y las fincas, tenemos que recorrer 500 kilómetros de huecos, literalmente, aunado a eso, las calles son peligrosas, hay atracos, y malandrines a toda hora, estamos totalmente afectados”, rechazó Daniel Ariza, presidente de Aganaco.

Ariza subrayó que ante la falta de un aeropuerto activo, todo el Sur del Lago está afectado en su desarrollo económico. “No podemos ir a la capital porque se nos hace cuesta arriba viajar por la distancia y la falta de vuelos aéreos, diligencias, gestiones, todo lo que tenemos que hacer esta centralizado en Maracaibo y trasladarnos hasta allá nos lleva tres días, uno para ir, uno para hacer diligencias y otro para volver, antes nos montábamos en un vuelo comercial y en 20 minutos ya estábamos allá, ahora nos lleva seis horas”, repudió.

El Sur del Lago se ha caracterizado por ser un amplio productor de carne, leche y plátano, facilitando hasta un 45% de su producción al país. Cerca de 3500 productores hacen vida en la zona agropecuaria.

El representante de los ganaderos destacó que si el aeropuerto de Santa Bárbara funcionara, se podría trasladar cargas de carne, queso y plátano por avión a otros estados.

Recordó que desde la Hacienda Bolívar, en los años 80 se transportaban semanalmente vía aérea hasta Caracas 10 toneladas de este rubro.

Productores solicitan con urgencia el retorno de los vuelos comerciales porque “estamos incomunicados y expuestos a la inseguridad”. Carlos Odoardo Albornoz, presidente de Fedenaga, resaltó que el Sur del Lago representa un bastión en el sector alimentario.

Es lamentable que no se cuente con las posibilidades de movilización de una manera rápida y continua, cuando hoy cuenta con una buena parte de la proteína animal, y la existencia de vuelos generaría un alivio en cuanto al transporte de insumos y repuestos para el sector agropecuario”, añadió.

El Vigía se congestiona

La alta demanda en el aeropuerto de El Vigía, producto de la alta población que atiende, mantiene colapsado los vuelos hacia la capital, según relatan los sureños.

La oferta de boletos no satisface a un corredor que incluye no solo a la propia ciudad de El Vigía, sino también a la zona de Caja Seca-Bobures-Tucaní y Nueva Bolivia, el norte del estado Táchira (por la suspensión de vuelos a La Fría), Tovar y la zona metropolitana de Mérida. La pista de Santa Bárbara sería la alternativa. “Es triste que haya que viajar hasta Caracas para poder llegar a Maracaibo”, señaló.