Maracaibo, Venezuela -

Ciudad

El 5 % de la sociedad está enferma de alcoholismo

lunes 13/06/2016
4:34 AM
  • Jimmy Chacín/ Foto: Karla Torres

  • @versionfinal

  • Archivo

Tenemos que darnos cuenta que el alcoholismo no es un vicio, es una enfermedad”, sentencia Brunilda Báez de La Real, psicoterapeuta alcohólica con más de 20 años de experiencia. Habla con amplio conocimiento de la conducta de una persona alcohólica y lo reconoce como un problema de salud pública.

cifrasversionfinalElla se encuentra junto a Gustavo R. quien es servidor de confianza de Alcohólicos Anónimos (AA) e indica que están de fiesta por cumplirse los 81 años de la organización internacional. Con motivo de ello realizarán el próximo 16 de junio en el Museo de Artes Contemporáneas (Maczul) el III Foro de Alcoholismo: Problema de salud pública, donde destacarán tres tópicos esenciales de una persona enferma.

“Vamos a tener especialistas que van a disertar sobre Alcoholismo: Cultura etílica o enfermedad, tendencias futuras, abusos de alcohol y daños a terceros; así como también presentaremos testimonios de miembros Al-anon y AA”, dijo.

Manifestó que el evento tiene como finalidad pasarle el mensaje a los profesionales en el área de la salud, enfermera, médicos, psiquiatras, psicólogos, sociólogos, docentes, los jueces de control, fiscales del Ministerio Público, tránsito, policías y familiares, por ser los receptores de personas afectadas por la bebida.

Ayuda

datosversionfinal“El enfermo alcohólico y los familiares nos buscan, a ellos les toca de alguna manera enfrentar situaciones que son acarreadas por la enfermedad y necesitan tener el conocimiento científico y terapéutico para poder ayudar y orientar a sus parientes”, explica a la vez Báez La Real. No hay suficiente publicidad sobre el tema, dice. Le preocupa que el 5 % de la sociedad mundial la padezca y sobre todo que el 47.7 % de ellos se intente suicidar.

Ambos presentan a Paul. Él tiene 19 años y muchos sueños por cumplir. Con año y medio en AA el joven, oriundo de Carrasquero comenta como llegó a la organización. Su padre, bajo la misma enfermedad lo conminó, aceptó y estando allí se dio cuenta que también era alcohólico.

“No disfruté de mi graduación ni de mi cumpleaños número 17. Empecé a beber a los 15 años ocasionalmente, luego se convirtió en un hábito y perdí muchas cosas (…) no le hice daño a terceros, pero a mí sí. Gracias a Dios estoy casado y me queda mucho por hacer”, expresó Paul.

 

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE