Maracaibo, Venezuela -

Ciudad

Comunidad rescata el liceo “José Antonio Rincón”

domingo 09/10/2016
10:08 AM

Las paredes rayadas fue lo único que dejaron en el Liceo Nacional Bolivariano José Antonio Ramón. Antes y durante las vacaciones la delincuencia fue desvalijando, poco a poco, cada rincón del plantel ubicado en el sector Luis Ángel García, de la parroquia Antonio Borjas Romero.

Desde el cableado eléctrico hasta los aires acondicionados, pasando por las salas de baño, brequeras, y hasta documentos de las oficinas administrativas fueron sustraídos del liceo. La problemática no es nueva, desde hace siete años el personal administrativo está solicitando ante todas las instancias de gobierno la sustitución de la cerca perimetral de ciclón, que también fue robada, tramo a tramo.

La comunidad, docentes, representantes y estudiantes se niegan a dejar morir la institución. Ayer dispusieron de escobas, brochas y pinturas para reacondicionar lo poco que dejaron en las aulas.

“Estamos pintando y tratando de acomodar un poco el desastre para que nuestros hijos vengan al liceo a iniciar las clases en la medida que se pueda, porque aquí no hay luz, no hay agua y no tienen baños para hacer sus necesidades”, denunció Nancy Araujo, representante de uno de los alumnos del plantel.

La delincuencia hace lo que quiere en el José Antonio Rincón. Se aprovecha de que no hay ninguna cerca que le impida el paso para entrar a los salones en medio de las clases para sabotear, fumar y agredir a los alumnos. Tan solo la malicia los mueve, según los miembros de la comunidad.

Los 667 alumnos inscritos en la institución no han podido iniciar con regularidad el periodo escolar, pues el plantel no está en condiciones de mantenerlos durante toda la jornada académica, por lo que se activó un “horario de contingencia”, de 7:00 a 10: 00 de la mañana y de 1:00 a 3:00 de la tarde, explicó el subdirector administrativo, Danilo Moreno.

“Desde hace siete años estamos sintiendo el abandono de los entes gubernamentales en nuestro plantel. Hemos acudido a todas las instancias para solicitar el apoyo y todo queda en palabras. No hemos podido arrancar el año escolar como se debe, porque es imposible mantener una población de más de 600 estudiantes toda una mañana o tarde sin brindarle espacios adecuados”, señaló Moreno.

667 liceístas están inscritos en el plantel José Antonio Rincón. Cada grado tiene varias secciones en los dos turnos académicos

El subdirector agradeció a la comunidad y a los docentes que se organizaron para reactivar la institución y hacer valer los derechos de estos jóvenes de recibir educación, sin embargo, hace falta atención por parte de la Secretaría de Educación y la Zona Educativa para dotar el plantel y, por supuesto, resguardar la seguridad de los liceístas.

Las adyacencias del José Antonio Rincón fueron invadidas para la construcción de viviendas, con la condición de que la comunidad construiría el cerco de división, pero esto nunca se dio y desde entonces la delincuencia cobro más fuerza. El acceso al plantel es total.

Ellos quieren aprender

Durante el día, los docentes se esfuerzan por brindar educación a los alumnos, pero por la noche el plantel se convierte en un nido de delincuentes que aprovechan la oscuridad para consumir drogas y cometer fechorías.

A pesar de tanta carencia los padres se niegan a que sus hijos se queden sin un lugar donde aprender. “No vamos a permitir que acaben con la institución donde se esta beneficiando con buena educación a nuestros hijos. Aunque el plantel está en decadencia, nuestros muchachos cuentan con buenos profesores”, sentenció Araujo.

Las necesidades son muchas, y no solo a nivel de infraestructura. Los alumnos realizan sus actividades deportivas descalzos y en muchas ocasiones se desmayan en medio de la clase porque no están gozando de una buena alimentación

“Necesitamos que se active un comedor para brindarles alimentación a nuestros jóvenes, que los doten de material escolar y deportivo para aumentar su rendimiento, son buenos alumnos que pese a las adversidades por las que atraviesa su colegio quieren seguir estudiando y terminar el bachillerato”, apuntó Nohemí Padilla, miembro de la comunidad.

comentariosliceo

Dantesco antecedente

Una víctima mortal dejó la mano de la delincuencia que azota el colegio, Carla Redondo de 14 años de edad, fue violada y asesinada en medio de sus pasillos, el 27 de marzo de 2014.

Carla fue hallada por el bedel a primera hora de la mañana. El horror se apoderó de cada docente y alumnado. Una piedra fue el arma homicida de la joven que vivía a tan solo una cuadra del plantel. No era alumna, pero la comunidad la conocía y aseguraron que pernoctaba con “malvivientes” en el colegio. “La escena impresionaba hasta al más valiente, no lo podíamos creer. Los cuerpos de seguridad nos prometieron que resguardarían el colegio permanentemente, pero nunca más aparecieron por aquí”, relató el subdirector.

 

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE