En el barrio Rafael Urdaneta viven entre aguas negras y basura

Habitantes del barrio Rafael Urdaneta, en la parroquia Caracciolo Parra Pérez, llevan meses con un bote de aguas negras que hasta ahora no ha sido atendido por Hidrolago, este problema se suscita exactamente en la avenida 83 con calle 66.

Patricia González, vecina de la zona, aseguró que desde hace varios meses están protestando por los botes de aguas negras que afectan a esta comunidad, además de hacer diversos llamados al Instituto Municipal de Aseo Urbano (IMAU) para que atiendan las quejas sobre la recolección de desechos sólidos.

“Esto es catastrófico, la situación es insoportable. Estamos decepcionados porque la Alcaldesa no ha hecho nada para solucionar esto. Queremos propuestas diferentes y que se ejecuten porque hasta ahora nadie ha cumplido con nuestros requerimientos”, dijo González.

Más problemas

Los residentes de la comunidad también denunciaron que el alumbrado público es pésimo, el servicio de agua potable llega una vez a la semana, la basura se los está comiendo y la delincuencia reina en la zona.

Manifestaron que los vándalos han robado en casas y hasta ahora la policía no recorre la zona a pesar que han realizado las denuncias.

“Todos prometen y nadie cumple. La inseguridad está cada vez peor, la policía brilla por su ausencia y con la basura tenemos que lidiar a diario. Queremos que los organismos competentes actúen y que tomen en cuenta a la comunidad para la solución de los problemas”, agregó la vecina.

El bote de aguas negras que también se liga con aguas blancas, lleva más de un año afectando a los vecinos. “Le hemos cantado el cumpleaños al bote de aguas y no han venido a solucionar. El problema es que la situación está complicada y las personas no van a gastar pasajes a sabiendas de que no van solucionar nada. Los vecinos están desanimados porque no se abocan a atender a las comunidades”, sentenció Patricia González.