Maracaibo, Venezuela -

Ciudad

Aviación Ejecutiva: “Aviación privada no es un lujo”

lunes 07/11/2016
2:37 AM

Tras la prohibición de operaciones de aterrizaje y despegues nacionales e internacionales que emitió el Gobierno nacional el pasado 24 de octubre, un grupo de capitanes de la aviación general acudió a Versión Final para rechazar públicamente la medida que, además de considerarla una violación a su derecho de trabajo, afecta toda la movilización de un país.

María Dosil, capitana de la Aviación Ejecutiva, explicaba: “La aviación privada no es un lujo, es una necesidad para el desarrollo y el progreso del país. No es un problema que afecta a un grupo, sino a toda una masa de personas que amerita movilizarse dentro y fuera del país”.

Desde hace 15 días están prohibidas las operaciones aéreas privadas, esto de acuerdo a un notam comunicado que se emite a los aeropuertos y a la tripulación para ponerlos al tanto sobre alguna novedad en las pistas y aerovías del Gobierno.

Son más de mil aviones censados los que están inoperativos actualmente en el país, y unos 30 en Maracaibo. Cada aeronave como las que los pilotos privados manejan, por ejemplo Cessna 150, Turbo Commander 690 o un Astra, tiene un estimado de ocho trabajadores a su alrededor, por lo que unas ocho mil personas que estarían dejando de percibir sus ingresos por cada vuelo.

Beneficios

Según los pilotos, la Aviación Ejecutiva y Privada le presta una colaboración muy grande a la población, desde traslados en aeroambulancias, hasta atención a las zonas rurales para abastecer alimentos y medicamentos, como Canaima o Roraima.

“En aviones privados se ha prestado apoyo en traslado personal médico, pacientes a diferentes zonas del país”, añade la capitana Dosil.

Otros pilotos comentan que incluso, se está coartando el apoyo que entre tripulaciones se prestan a la hora de un siniestro, pues era casi una norma ponerse a disposición en caso de que alguna aeronave con pasajeros venezolanos sufriera un accidente, cosa que en estos momentos, gracias a la prohibición, no se puede llevar a cabo. Álex Martínez, también capitán, rescata que las aeronaves pequeñas, como las avionetas, son utilizadas por el empresario venezolano como herramienta de trabajo en función de la producción nacional.

Los capitanes también resaltan que para mantener su habilidad de pilotear y garantizar la vida de una tripulación, es necesario estar activos. “Además un avión no puede estar más de una semana inactivo porque hay una acumulación de aceites y otras cuestiones mecánicas que conducen al deterioro de la misma”, explicó Alejandro Rivero, piloto, instructor y evaluador certificado por el Instituto Nacional de Aeronáutica Civil (INAC).

Mantener los aviones en un hangar, también implica una serie de costos sumamente elevados, por estacionamiento, vigilancia e impuestos que podrían superar los cuatro mil dólares mensuales, explicaron.

Propuesta

Los capitanes sugieren que se debería reevaluar la decisión y trabajar la prohibición por circuitos y aerovías, es decir, que se limiten las rutas específicas que el Gobierno considere que puedan ser perjudicadas con un sobrevuelo, pero no todo el territorio.

Hoy terminaría el periodo de suspensión indicado en el notam, pero según los pilotos hay información sobre otra extensión hasta enero, lo que rechazan enérgicamente.

Temen por la suspensión de sus ingresos mensuales durante el período en que las actividades comerciales estén inactivas.

 

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE