Maracaibo, Venezuela -

Ciudad

Arquidiócesis de Maracaibo excomulgó a sacerdote que abusó de una niña

El sacerdote encarcelado fue detenido en horas de la noche del pasado sábado cuando lo descubrieron manteniendo una relación íntima con la menor de edad en su vehículo

miércoles 28/11/2018
7:23 PM
  • María G. Piña

  • @VersionFinal

  • Cortesía

Este miércoles la Arquidiócesis de Maracaibo anunció la excomulgación del sacerdote Iván Merino Padial, de origen español y perteneciente a la iglesia María Inmaculada, quien fue privado de libertad por cometer actos lascivos contra una menor de 12 años.

A través de un comunicado, leído por el obispo auxiliar monseñor Ángel Caraballo, la institución eclesiástica aseguró que Merino Padial no ejercerá ningún tipo de cargo en las iglesias católicas de Venezuela.

Monseñor Caraballo pidió disculpas a los familiares de la víctima, sus familiares y a toda la comunidad eclesial «por el daño que han sufrido en nuestro seno, pudiendo llegar a dudar de su fe, por el pecado de quien está llamado a cuidarlos y animarlos en el camino del seguimiento fiel a Jesucristo».

En el texto, la Arquediócesis informó que la Orden de los Agustinos Recoletos, congregación a la que pertenece Merino Padial, ya inició el proceso previsto «en el Código de Derecho Canónico, en las Normas de los Delitos Más Graves y en el Protocolo establecido por la Conferencia Episcopal Venezolana para estos casos, a fin de que se restituya la justicia, se repare el escándalo y se reforme al clérigo culpable«.

El sacerdote encarcelado fue detenido en horas de la noche del pasado sábado cuando lo descubrieron manteniendo una relación íntima con la menor de edad en su vehículo.

Según informaron las autoridades, ambos mantenían una relación desde que la joven tenía nueve años.

 

Comunicado de la Arquediócesis de Maracaibo:

El Arzobispo de Maracaibo, Monseñor José Luis Azuaje Ayala, y su obispo auxiliar, monseñor Ángel Caraballo, ante la detención del Padre Iván Marino Padial, sacerdote religioso, perteneciente a la Orden de los Agustinos Recoletos y Vicario Parroquial de la Parroquia Santísima Trinidad, por abuso sexual cometido contra una menor, tienen la obligación de informar a los presbíteros, religiosas y laicos de esta arquidiócesis:

– Pedimos perdón a la menor de edad, sus familiares y a toda la comunidad eclesial, por el daño que han sufrido en nuestro seno, pudiendo llegar a dudar de su fe, por el pecado de quien está llamado a cuidarlos y animarlos en el camino del seguimiento fiel a Jesucristo.

– Manifestamos nuestra más firme y contundente condena a esta acción lasciva y a toda forma de abuso sexual, especialmente si dicho acción es cometida por un sacerdote. En este sentido seguimos las palabras del Papa Francisco al expresar que: “La Iglesia llora con amargura este pecado de sus hijos y pide perdón…Renovamos todo nuestro empeño para que estas atrocidades no vuelvan a suceder entre nosotros. Tomemos el coraje necesario para implementar todas las medidas necesarias y proteger en toda la vida de nuestros niños, para que tales crímenes no se repitan más. Asumamos clara y lealmente la consigna ¨tolerancia cero¨ en este asunto´´ (Papa Francisco, 28/12/2016).

– Por tal motivo, la Orden de los Agustinos Recoletos, congregación a la que pertenece el p. Iván Merino, ya inició el proceso previsto en el Código de Derecho Canónico, en las Normas de los Delitos Más Graves y en el Protocolo establecido por la Conferencia Episcopal Venezolana para estos casos, a fin de que se restituya la justicia, se repare el escándalo y se reforme al clérigo culpable (c. 1341). Acatando y respetando las leyes propias del Estado de la República Bolivariana de Venezuela.

– Se prohíbe al padre Iván Merino el ejercicio del ministerio sacerdotal en la Arquidiócesis de Maracaibo.

– Manifestamos nuestro compromiso de velar que, situaciones como esta no se presenten en el seno de nuestra Iglesia local y hacemos nuestras las palabras: “la gente debe saber que en el sacerdocio y en la vida religiosa no hay lugar para quien podría hacer daño a los niños y a los jóvenes” (San Juan Pablo II, 23.01.2012)

– Nuestro dolor y nuestra vergüenza por los pecados de algunos miembros de la Iglesia, y por los propios, no deben hacer olvidar cuántos sacerdotes dan la vida por amor: predican la palabra de Dios, administran los sacramentos, luchan por la justicia y caridad, hacen obras de caridad y están al lado de los más pobres. Los Agustinos Recoletos, a lo largo de la historia de esta Iglesia Particular, han dado un gran ejemplo de honradez, amor y entrega incondicional a los más necesitados.

– Rogamos a todos orar unos por otros por el perdón de nuestras faltas, y para que el Espíritu Santo nos conceda una Iglesia que “sea un vivo testimonio de verdad y libertad, de paz y justicia, para que todos los hombres se animen con una nueva esperanza” (Plegaria eucarística Vb)

– Pedimos a la Santísima Virgen que, cuide de nuestros niños y niñas y los libre de cualquier mal y peligro.

Maracaibo, 28 de Noviembre de 2018

Mons. José Luis Azuaje Ayala
Arzobispo de Maracaibo

Mons. Ángel Caraballo
Obispo Auxiliar de Maracaibo.

Prensa CEV
28 de noviembre de 2018

 

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE